ARTÍCULO

Día Mundial del Retrete: una ocasión para recordarnos la meta de lograr el acceso a servicios de saneamiento para todos en 2030

Noviembre 17, 2016


Image

TITULARES
  • Unos 2400 millones de personas carecen todavía de acceso a servicios de saneamiento, como retretes o letrinas. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyen la meta de lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos antes de fines de 2030.
  • El Grupo Banco Mundial organiza sus esfuerzos en torno a cinco temas prioritarios para ayudar a los países a conseguir esta meta.
  • La asistencia proporcionada recientemente por el Grupo Banco Mundial a los países se ha traducido en soluciones que permiten avanzar hacia el saneamiento universal para 2030.

El 19 de noviembre es el Día Mundial del Retrete, una jornada para crear conciencia y motivar la adopción de medidas para enfrentar el desafío mundial del saneamiento. Este es un tema que suele ser descuidado y estar rodeado de tabúes.

En la actualidad, unos 2400 millones de personas tienen dificultades para permanecer saludables, mantener a sus hijos con vida y abrirse camino hacia un futuro mejor, debido a la carencia de un retrete.

Siete de cada 10 personas sin instalaciones de saneamiento mejoradas viven en zonas rurales, principalmente en África al sur del Sahara y Asia meridional. Y más de 850 millones de residentes urbanos también carecen de acceso a servicios de saneamiento. La rápida urbanización, combinada con pruebas que muestran el gran impacto en la salud del mal saneamiento en zonas urbanas con alta densidad de población, representa un obstáculo clave para el desarrollo sostenible.

Esto tiene graves efectos en la salud pública, así como impactos a largo plazo en el capital humano. Estimaciones publicadas (i) la semana pasada indican que el saneamiento es la segunda causa principal de retraso del crecimiento infantil en todo el mundo.

El saneamiento fue uno de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) en que se obtuvieron menos avances a nivel mundial. El mundo no pudo proveer saneamiento a casi 700 millones de personas, con lo cual no logró el ODM en esta materia. (i)

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), puestos en marcha en 2015, incluyen una meta (ODS 6.2) (i) para 2030 de lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones vulnerables.

El Grupo Banco Mundial organiza sus esfuerzos en torno a cinco temas prioritarios para redoblar las iniciativas destinadas a lograr el saneamiento para todos a más tardar en 2030.

 

Sostenibilidad. Centrarse en las múltiples facetas de la sostenibilidad (incluida la sostenibilidad social, ambiental, financiera y económica) para garantizar que los resultados se mantengan en el futuro. Aunque el acceso a los servicios de saneamiento mejoró durante la era de los ODM, muchos países tienen dificultades para mantener los servicios, debido a la debilidad institucional y la mala planificación de los recursos. Además, el saneamiento deficiente causa contaminación en las fuentes de aguas subterráneas poco profundas, afectando el suministro de agua de numerosas comunidades de ingreso bajo.

Inclusión. Apoyar enfoques más inclusivos para proporcionar saneamiento a los más pobres, más marginados y aquellos que viven en zonas muy remotas y zonas periurbanas en rápida expansión. El desafío del saneamiento urbano es particularmente difícil, ya que se necesita cambiar la mentalidad hacia una combinación equilibrada de soluciones con y sin sistemas de alcantarillado, creando nuevos mecanismos institucionales entre los municipios, los servicios públicos y los proveedores privados. Esto impulsa cambios de comportamiento a nivel de los hogares y estimula el desarrollo de nuevos mecanismos de financiamiento para canalizar el capital y los subsidios operacionales.

Instituciones. Mejorar los modelos de gestión comunitaria en las zonas rurales mediante la entrega de un sólido apoyo técnico y administrativo a las organizaciones comunitarias responsables del abastecimiento de agua y los servicios de saneamiento en zonas rurales. Además, mejorar la gestión y aumentar los incentivos para que los proveedores de servicios en zonas urbanas sean más responsables, eficientes y se orienten a los clientes. Dada la rápida urbanización, también se deben redoblar los esfuerzos para desarrollar nuevos modelos institucionales que puedan seguir el ritmo de los entornos en rápida evolución. Esto también significa trabajar de manera más estrecha con pequeños proveedores privados, como empresas de limpieza de fosas sépticas, para aprovechar la capacidad pública.

Financiamiento. Ampliar la combinación de financiamiento para permitir una expansión más rápida de las instalaciones de saneamiento. Esto incluye movilizar una mayor cantidad de fondos en condiciones concesionarias cuando sea posible y, al mismo tiempo, mejorar el desempeño de los proveedores de servicios, facilitándoles el acceso al financiamiento comercial. Además, apoyar la expansión de las microfinanzas, en particular en las zonas rurales, para que los hogares puedan pedir préstamos y comprar retretes; incentivar el uso de soluciones eficaces en función de los costos y, por último, fomentar una focalización más adecuada de los limitados fondos públicos para proporcionar los máximos beneficios a las comunidades.

Resiliencia. Apoyar el desarrollo de una estrategia clara para influir en las políticas hídricas, de saneamiento e higiene; configurar inversiones, y recomendar soluciones a los países para afrontar la carencia de conocimientos mundiales acerca de cómo crear servicios de suministro de agua y saneamiento con capacidad de adaptación al cambio climático.

La asistencia proporcionada recientemente por el Grupo Banco Mundial a los países se ha traducido en soluciones que permiten avanzar hacia el saneamiento universal para 2030:

En la República Democrática Popular Lao, (i) el enfoque denominado Saneamiento Total Liderado por la Comunidad (CLTS, por sus siglas en inglés) en combinación con herramientas de comercialización aumentó en 32 % el acceso al saneamiento de 266 aldeas, un crecimiento ocho veces más rápido que el promedio rural nacional de 2,6 % al año entre 2014 y 2016. Mediante este apoyo, 113 aldeas fueron declaradas libres de la práctica de defecación al aire libre y casi 40 000 personas lograron tener acceso a servicios de saneamiento.

En Haití, (i) la Dirección Nacional de Agua Potable y Saneamiento (DINEPA, por sus siglas en francés) puso en marcha un plan para concientizar e incentivar a los hogares a construir o mejorar sus propias letrinas. Como parte de esta estrategia, la DINEPA no otorga subsidios directos a los hogares para que compren retretes, sino que les proporciona servicios de consultoría sobre construcción de letrinas.

En India, (i) el Grupo Banco Mundial apoya la iniciativa del Gobierno denominada Misión Swachh Bharat, (i) con un préstamo de USD 1500 millones. Las autoridades indias buscan garantizar que todos los ciudadanos de las zonas rurales tengan acceso a un saneamiento mejorado, con el objetivo de poner fin a la práctica de la defecación al aire libre en el país antes de fines de 2019. El programa promueve la construcción de letrinas y retretes y se centra en cambiar los comportamientos y estimular la demanda de mejores soluciones de saneamiento.

En Egipto, (i) un Programa por Resultados de Servicios de Saneamiento Rural Sostenible por un monto de USD 550 millones mejora el acceso a los servicios de saneamiento de las personas pobres en los pueblos pequeños, abordando al mismo tiempo la contaminación del río Nilo provocada por aguas residuales no tratadas. El programa tiene como objetivo fortalecer la provisión de servicios a nivel local y conectar a los pobres de las zonas rurales y aldeas pequeñas a los sistemas de saneamiento en las provincias de Daqahliya, Sharqiya y Beheira en el Bajo Egipto.

En Mozambique, a petición del Consejo Municipal de Maputo, se han identificado opciones de saneamiento inclusivas para los hogares que no están conectados al sistema de alcantarillado, el que tiene una capacidad limitada. Tras este proyecto piloto se ha solicitado al Grupo Banco Mundial financiamiento para proyectos de saneamiento urbano que promoverán soluciones sostenibles al saneamiento in situ. En Ghana, Bangladesh, Benin, Tanzanía, Indonesia y Etiopía, entre otros países, se están ejecutando o preparando proyectos que abordan de manera similar los desafíos del saneamiento in situ.

En Bangladesh, como parte de un programa de asistencia técnica más amplio, el Programa de Agua y Saneamiento (i) colabora con las principales instituciones de microfinanzas para desarrollar préstamos para saneamiento. Estos créditos pueden ayudar a muchos hogares de zonas rurales de Bangladesh que no tienen suficiente dinero en efectivo para mejorar sus sistemas de saneamiento, pero pueden pagar los costos a través del tiempo. Luego de los resultados positivos iniciales, el enfoque se está ampliando gracias a una donación de GPOBA por un monto de USD 3 millones. (i)

El Grupo Banco Mundial, junto con organizaciones de la sociedad civil como Global Citizen, (i) Naciones Unidas y otros miembros de la comunidad del desarrollo, apoya los esfuerzos destinados a conseguir una mayor atención de los líderes políticos y garantizar que el saneamiento sea un tema prioritario y así lograr las metas de los ODS. En este Día Mundial del Retrete, más de 100 000 personas se congregan en la Dirección de Desarrollo de la Región Metropolitana de Mumbai con motivo del primer Festival de Global Citizen en India. En este evento, participan numerosos artistas internacionales y de la India, entre ellos Jay Z, Coldplay y la estrella de Bollywood Aamir Khan, para promover cambios sociales en materia de saneamiento, agua potable, educación e igualdad de género. Siga a @WorldBankWater (i) en Twitter para enterarse de las últimas novedades sobre las campañas de saneamiento realizadas en el marco del #WorldToiletDay. (i)


Api
Api