OPINIONES Mayo 14, 2019

Nuestro mejores recursos para los sectores más prioritarios de Honduras

El noroeste y el sur de Honduras concentran más de la mitad de la pobreza rural del país y dos tercios de la pobreza extrema. Los habitantes de estas zonas dependen altamente de la agricultura.

En concreto, un 72% de los pobres rurales en Honduras se dedican a esta actividad para subsistir. Durante la última década, el Proyecto de Competitividad Rural (Comrural) permitió que algunos de esos pequeños agricultores se unieran en cooperativas y mejoraran sus condiciones de vida.

Comrural, iniciativa del Gobierno de Honduras financiada por el Banco Mundial, ha ayudado a que unos 7,200 pequeños productores cafeteros mejoraran su productividad y competitividad a través de la implementación de planes de negocio que les han permitido agregar valor a sus productos, así como conectarse con más mercados. Gracias a ello, hoy el café de muchos de estos productores se exporta y se consume en otros países, lo cual ha permitido aumentar los ingresos de estas familias y que sus hijos puedan tener acceso a mejor educación y salud. Además de Comrural, en los últimos años hemos financiado también otros sectores clave como la mejora del acceso a agua y saneamiento, la gestión del riesgo de desastres naturales, la reconstrucción de carreteras, la sostenibilidad fiscal y la protección social de niños y mujeres. Los fondos de estos proyectos proceden de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la entidad del Grupo Banco Mundial que apoya a los países con mayor vulnerabilidad, para lo cual ofrece condiciones concesionales. Es decir, préstamos que no tienen cargos por interés o que son muy bajos, con un plazo de reembolso superior a un crédito normal. En 1961, Honduras recibió el primer préstamo de la AIF. Desde entonces el Banco Mundial ha sido un socio clave del país.

El año pasado se asignaron unos US$350 millones para el período 2018-2020 para que Honduras pueda destinarlos a las poblaciones y sectores que considera prioritarios, en un momento que vemos como trascendental.

¿La razón? Si bien siguen existiendo retos considerables, Honduras ha logrado avances importantes en los últimos años. En el lado de los desafíos, el país todavía tiene una tasa de pobreza extrema y niveles de desigualdad de los más altos de América Latina y el Caribe, así como índices de crimen y violencia elevados.

Por el lado de los progresos, en los últimos años, Honduras ha sido el país que más ha crecido en Centroamérica después de Panamá. Además, ha conseguido progreso en el ámbito fiscal, reduciendo el déficit y estabilizando la deuda pública.

En el Banco Mundial seguimos muy de cerca estos avances, que acompañamos con políticas y programas que promueven la reducción de la pobreza y la desigualdad, al tiempo que permanecemos comprometidos en apoyar al país a enfrentar sus desafíos con la experiencia adquirida en otros países. Todo ello con un claro objetivo: poner nuestros mejores recursos a disposición de los más vulnerables en Honduras.

Api
Api