Esta página en:

COMUNICADO DE PRENSA

Argentina: Plan Nacer mejora los resultados del parto y reduce la mortalidad neonatal entre beneficiarios

Septiembre 18, 2013

WASHINGTON, 18 de septiembre de 2013 – La mejora de los servicios de salud y de la accesibilidad para mujeres embarazadas y niños pobres en Argentina llevó a una reducción significativa del bajo peso neonatal y de las muertes intrahospitalarias durante los primeros 28 días de vida entre los recién nacidos beneficiarios del programa, de acuerdo con los resultados preliminares de una evaluación del programa Plan Nacer realizada por el Grupo del Banco Mundial.

El Plan Nacer de Argentina, iniciado en 2004 luego de una crisis económica que multiplicó la pobreza y empeoró los resultados de salud en mujeres y niños, proporciona un seguro de salud pública a mujeres embarazadas y niños menores de seis años sin cobertura médica. El Plan Nacer utiliza un innovador modelo de remuneración basado en desempeño que ofrece incentivos a las provincias y centros de salud para fomentar un mejor acceso y calidad en los servicios de salud.

“Ahora tenemos evidencia concreta de que un enfoque de financiación basado en resultados puede tener un impacto profundo en los resultados de salud y en la calidad, prestación y utilización de los servicios de salud”, dijo Martín Sabignoso, Coordinador Nacional del Programa Sumar en el Ministerio de Salud argentino. “Esto es posible gracias a una sólida asistencia técnica, autonomía en la utilización de los fondos y mecanismos para fortalecer la capacidad de los centros de salud de brindar estos servicios”.

La evaluación muestra que el Plan Nacer tuvo un efecto positivo significativo en los resultados del parto. Específicamente, el equipo investigador estimó que la incorporación de clínicas al Plan Nacer redujo la probabilidad de bajo peso neonatal en un 9 por ciento entre los usuarios de estas clínicas, y en un 23 por ciento entre beneficiarios del Plan Nacer. El bajo peso neonatal está asociado a un desarrollo cognitivo deficiente, problemas de salud persistentes, bajo rendimiento escolar y menores ingresos a lo largo de la vida.

Los registros neonatales en las maternidades más grandes también indican que el Plan Nacer redujo la probabilidad de muerte intrahospitalaria en un 22 por ciento entre usuarios de las clínicas del Plan Nacer, y en un 74 por ciento entre beneficiarios del Plan Nacer. Aproximadamente la mitad de la reducción en la mortandad es atribuible a una mejor atención prenatal, que evitó el bajo peso neonatal, mientras que la otra mitad es el resultado de una mejor atención postnatal.

El programa también mejoró el uso y la calidad de los servicios de atención prenatal, medidas por el número de visitas de atención prenatal y la probabilidad de que una mujer embarazada reciba la vacuna antitetánica.

“El Plan Nacer tuvo un impacto dramático en la vida de los niños argentinos más pobres al nivelar el campo de juego y brindarles un comienzo saludable en sus vidas”, dijo Keith Hansen, Vicepresidente en funciones para Desarrollo Humano del Grupo del Banco Mundial. “Las lecciones que se desprenden de Argentina, y de otros países alrededor del mundo, muestran que cambiar el centro de atención desde el pago por insumos al pago por resultados resulta en una mejor atención a la salud”.

El Plan Nacer comenzó en nueve provincias de Argentina como respuesta al deterioro de los indicadores de salud materno-infantiles tras la crisis económica de 2001, cuando más de la mitad de la población del país cayó en la pobreza. En 2007, el programa se amplió al resto del país. Ambas etapas del programa fueron respaldadas con US$435,8 millones en préstamos del Grupo del Banco Mundial.

“Los resultados muestran que el Plan Nacer es un programa exitoso para asegurar que las mujeres embarazadas y niños menores de seis años sin cobertura médica accedan a servicios de salud de calidad, derivando en mejoras sustanciales en términos de resultados de salud”, dijo Paul Gertler, profesor Li Ka Shing en las Escuelas de Negocios y Salud Pública de la Universidad de California-Berkeley, y principal autor del informe.

Como continuación del Plan Nacer, Argentina inauguró el Programa SUMAR en 2012, ampliando la cobertura a 5,7 millones de niños y adolescentes y 3,8 millones de mujeres de entre 20 y 64 años de edad, incluidas 230.000 mujeres embarazadas. El Programa SUMAR también hace uso de mecanismos de financiamiento basados en resultados para mejorar la calidad de los servicios de salud.

El estudio de evaluación de impacto fue financiado por el Fondo Fiduciario para la Innovación en los Resultados de Salud (HRITF, por sus siglas en inglés) y el Fondo Español de Evaluación de Impacto (SIEF, por sus siglas en inglés).

Contactos para medios de comunicación
En Washington

Patricia da Camara
Teléfono: (202) 473-4019

En Buenos Aires

Yanina Budkin
Teléfono: (54 11) 4316-9724

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/082/HDN