COMUNICADO DE PRENSA

La lucha del Banco Mundial contra la pobreza extrema recibe un apoyo sin precedentes

Diciembre 17, 2013

US$52 000 millones para la AIF, el fondo del Banco Mundial para los más pobres

MOSCÚ, 17 de diciembre de 2013. Pese a las difíciles condiciones económicas imperantes, una coalición mundial de países desarrollados y en desarrollo se comprometió en el día de hoy a acelerar la lucha contra la pobreza extrema proporcionando financiamiento por la suma sin precedentes de US$52 000 millones, a lo largo de los próximos tres años, para el fondo del Banco Mundial para los más pobres: la Asociación Internacional de Fomento (AIF).

“Se trata de un éxito para la comunidad mundial”, señaló el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim. “Nos sentimos profundamente agradecidos ante los extraordinarios esfuerzos realizados por los países —muchos de los cuales están haciendo frente a sus propias dificultades económicas— para intensificar la ayuda que suministran a los más pobres. Hemos asumido el compromiso de aprovechar al máximo cada uno de los escasos dólares destinados al desarrollo a fin de generar nuevas oportunidades y suscitar cambios estructurales que transformen la vida de los pobres”.

La coalición coincidió en la necesidad de un mayor financiamiento para hacer frente a los más arduos problemas que experimentan los Estados frágiles y afectados por conflictos, a fin de ayudar a esos países a inclinar la balanza hacia la estabilidad. En virtud de esta reposición de los recursos de la AIF se centrará la atención en mayor medida en las zonas de frontera en que se experimentan mayores dificultades; en una mayor movilización de recursos del sector privado, y en la realización de inversiones más intensas y más focalizadas en cambio climático e igualdad de género, como clave para dar forma al futuro. Esos esfuerzos se basarán en una firme determinación de lograr un crecimiento más equitativo.

La AIF es el principal de los instrumentos con que cuenta el Banco Mundial para alcanzar las metas consistentes en poner fin a la pobreza extrema e impulsar una prosperidad compartida en los países más pobres del mundo, en que casi mil millones de personas viven con menos de US$1,25 diarios. El referido financiamiento permitirá a la AIF brindar soluciones adaptadas a las necesidades innovadoras para ayudar a los países más pobres a hacer frente a los desafíos más apremiantes que experimentan en términos de desarrollo.

En consonancia con el tema general de la AIF-17 de suscitar el impacto más intenso posible en la esfera del desarrollo, se prevé que el referido financiamiento permita, por ejemplo, proporcionar electricidad para un número de personas comprendido, según se estima, entre 15 y 20 millones; vacunas que permiten salvar vidas para 200 millones de niños, y préstamos para microfinanciamiento para más de 1 millón de mujeres, así como servicios de salud básicos para 65 millones de personas. Aproximadamente 32 millones de personas se verán beneficiadas al obtener acceso a agua potable, y otras 5,6 millones de personas obtendrán mejores servicios de saneamiento.

La AIF-17, que abarca el período comprendido entre el 1 de julio de 2014 y el 30 de junio de 2017, cubrirá la fecha objetivo de los objetivos de desarrollo del milenio y la puesta en marcha de la agenda posterior a 2015, lo que representa una encrucijada decisiva en el programa mundial encaminado a poner fin a la pobreza extrema.

“Disponemos de una singular oportunidad de aprovechar una cambiante economía mundial para ayudar a los países más pobres a emprender una senda que conduce a un crecimiento sostenible e inclusivo, sacar de la pobreza a millones de personas y financiar, cada vez en mayor medida, su propio desarrollo”, sostuvo Sri Mulyani Indrawati, director gerente y presidente de las negociaciones de la AIF-17. “Invertir en el futuro de los países más pobres es realizar una inversión en la futura prosperidad y seguridad de todos los países”.

Un total de 46 países asumieron compromisos ante la AIF, y el Grupo del Banco Mundial mantiene su tradición de aportar recursos propios a la Asociación. El BIRF e IFC proporcionarán a la AIF cerca de US$3000 millones a lo largo de los próximos tres años.

Aunque las contribuciones sin contrapartida siguen siendo un aspecto medular del marco de financiamiento de la AIF, la AIF-17 está utilizando préstamos concesionarios de asociados como vía que permita a los países incrementar sus contribuciones, lo que supone el reconocimiento de las circunstancias excepcionales que se dan en el actual entorno fiscal en medio de una intensa demanda de recursos.

“La AIF es una singular asociación de países desarrollados y en desarrollo que comparten el compromiso de invertir en un mejor futuro para los pobres del mundo y el bien de todos los países”, expresó Joachim Von Amsberg, vicepresidente del Banco Mundial, Movilización de Financiamiento en Condiciones Concesionarias y Asociaciones Mundiales. “En un período de continuas dificultades económicas, este resultado pone de manifiesto el espíritu de solidaridad mundial en que se basa la AIF”.

______

La Asociación Internacional de Fomento (AIF) es el fondo del Banco Mundial para los países más pobres. La Asociación, que es una de las mayores fuentes de asistencia del mundo, proporciona créditos sin interés o con tasas de interés bajas, y donaciones para inversiones en salud y educación, infraestructura y agricultura, y desarrollo económico e institucional para los países menos desarrollados, 40 de los cuales se encuentran en África. En esos países, habitados por 2,5 millones de personas, 1 millón de ellas viven en condiciones de pobreza extrema, sobreviviendo con no más de US$1,25 diarios. Desde su creación, la AIF ha respaldado actividades en 108 países. El monto anual de sus compromisos se ha incrementado en forma sostenida y su promedio ha sido de alrededor de US$16 000 millones en los últimos tres años; alrededor del 50% de esa suma se ha destinado a África. El financiamiento para el ejercicio cerrado el 30 de junio de 2013 permitió realizar más de 160 nuevas operaciones.

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/260/CFP