Esta página en:
  • Español

COMUNICADO DE PRENSA

Primer Concurso Nacional de orquestas sinfónicas y de cuerdas ya tiene ganadores

Diciembre 18, 2013

El concurso evaluó, además de la destreza musical y el trabajo técnico orquestal, el impacto y rol transformador de estas orquestas en niños y jóvenes de escasos recursos.

Diciembre, 2013

La Orquesta Sinfónica Departamental de Tarija (categoría sinfónica) y la Orquesta San José Patriarca de San José de Chiquitos (categoría cuerdas) obtuvieron el primer lugar en el Primer Concurso Nacional de Orquestas Juveniles de Bolivia “Música para crecer”, en el cual recibieron como premio 42.000 bolivianos (US$ 6mil cada una).

 Las dos orquestas vencedoras de este inédito certamen actuaron en un concierto, junto a las otras tres finalistas, la Orquesta Juvenil Paz y Bien de San Ignacio de Velasco; la Orquesta de Cámara de la Filarmónica de Oruro y la Sinfónica Juvenil de Urubichá. Asistieron a esta gala autoridades entre las que estuvieron: el Ministro de Culturas de Bolivia Pablo Groux, el Gobernador del Departamento de Santa Cruz Rubén Costas y el Presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz Gabriel Dabdoub.

 “Hemos sido testigos de un renacer de la esperanza, el pequeño milagro de encontrar a muchachos y muchachas de todo el país reuniéndose en torno a la música, en torno a las cuerdas y en torno a la sinfonía. Estamos muy felices porque todo el esfuerzo que se pudo hacer, no es nada respecto a la satisfacción que sentimos al ver los resultados, al apreciarlos, al ver esos rostros y al sentir la alegría de quienes han sido reconocidos”, dijo emocionado el Ministro de Culturas y Turismo de Bolivia Pablo Groux.

Todas estas agrupaciones formaron parte de un proceso en el que participaron 19 orquestas, que fueron seleccionadas para el concurso y fueron evaluadas tomando en cuenta los siguientes criterios técnicos musicales: expresividad y coherencia en el discurso musical, afinación, balance, precisión, fraseo y articulación, flexibilidad, así como también la labor de las orquestas en materia de inclusión social de niños y jóvenes de escasos recursos.

Enrique García, Presidente de CAF –banco de desarrollo de América Latina- expresó:Estoy muy satisfecho, primero por la motivación de los jóvenes y segundo por la calidad técnica, el esfuerzo realizado y el entusiasmo. Este es un incentivo para continuar trabajando en esta línea, con miras a fortalecer, en el caso boliviano, el sistema de orquestas juveniles e Bolivia. Tema con el que CAF está muy comprometido a nivel latinoamericano”.

El jurado, conformado por los músicos bolivianos Ana María del Carpio, Grace Rodríguez y Freddy Terrazas anunció a los ganadores durante el recital al que asistieron autoridades  del Gobierno Central y Departamental y que fue la culminación de un completo taller de formación musical guiado por profesores internacionales.

El objetivo del taller, considerado ya un premio para las orquestas finalistas, por la calidad de la formación que se impartió, fue trabajar técnicamente  el repertorio que se presentó en el concierto de cierre; la metodología que se utilizó fue la de “aprender tocando”.

Los profesores venezolanos: Solangel Yustiz (violoncelo), Luis Guillermo Petez Palencia (contrabajo), Richard Urbano (viola) y Borgan Ascanio (violín) fueron los especialistas que impartieron las clases magistrales en el Centro Cultural Santa cruz.

El concurso fue una iniciativa de CAF –banco de desarrollo de América Latina-, la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsz), el Banco Mundial (BM) y el Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia, y contó con el apoyo de la Gobernación del departamento de Santa Cruz y el Gobierno Municipal cruceño, el Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible (Cedes Bolivia) e i3 Impacto Social.

“No solo apoyamos proyectos tradicionales  de desarrollo como ser infraestructura, agricultura, servicios básicos y otros, tenemos una visión más integral del desarrollo, nos importa que las  personas no solo se alimenten mejor y  vivan más dignamente, nos importa que crezcan también espiritualmente. Y el mejor alimento para el espíritu son las artes y en particular la música”, afirmó el Representante del Banco Mundial en Bolivia Faris Hadad-Zervos.

Música de Mozart, de Beethoven y la Habanera, de la ópera Carmen (Bizet), fueron algunas de las obras que se escucharon en una noche en que el público ovacionó la interpretación del cuarto Movimiento de la Sinfonía Nuevo Mundo de Dvorak. Similar emoción generó en la audiencia escuchar tocar a todas las orquestas dos obras de Tchaikovsky.


Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
LAC/18.12.13