COMUNICADO DE PRENSA

En la última clasificación por el ingreso del Banco Mundial, diez países progresaron y cambiaron de categoría

Julio 01, 2015


CIUDAD DE WASHINGTON, 1 de julio de 2015. Las últimas estimaciones del Banco Mundial sobre el ingreso nacional bruto (INB) per cápita continúan mostrando una mejora en el desempeño económico de muchos países de ingreso bajo: Bangladesh, Kenya, Myanmar y Tayikistán se han convertido ahora en países de ingreso mediano-bajo, sumándose a los Estados con ingresos anuales de entre US$1046 y US$4125. Mongolia y Paraguay pasan de la franja de ingreso mediano-bajo a la de ingreso mediano-alto, un grupo con niveles de ingresos anuales de entre US$4126 y US$12 735.

Sudán del Sur, asediado por la guerra civil y el estancamiento de la industria petrolera nacional, ha bajado de la categoría de países de ingreso mediano-bajo y ha vuelto al nivel de ingreso bajo, con un ingreso promedio per cápita de US$1045 o menos. La nueva clasificación según el INB per cápita muestra que San Marino, Omán y Timor-Leste son los países que más han caído respecto de su posición en 2013 (16, 15 y 15 puestos respectivamente). Maldivas y Mongolia son los que más han avanzado en la clasificación: 13 y 8 puestos, respectivamente.

Las personas que viven en países de ingreso bajo siguen a la zaga de los que se encuentran en las franjas superiores del INB per cápita, y ganan y consumen significativamente menos que gran parte de la población mundial.

Malawi registra el INB per cápita más bajo del mundo, de US$250, mientras que Mónaco tiene el más alto, de más de US$100 000, esto es, un promedio por persona más de 400 veces superior al de Malawi. En 1990, el INB per cápita de Malawi era US$180: en 24 años, el ingreso promedio per cápita solo ha aumentado US$70. En el mismo período, Noruega, uno de los países más ricos del mundo, ha registrado un aumento en su nivel de ingreso per cápita de US$26 010 a US$103 050, un incremento de US$77 040, esto es, más de 1000 veces mayor que el de Malawi.

Otros países también han hecho progresos notables. En 1990, Viet Nam era un país de ingreso bajo ubicado en la parte inferior de la clasificación, con un INB per cápita de US$130. Hoy en día, se ha asentado en el nivel de los países de ingreso mediano-bajo, con un INB per cápita de US$1890, y ha escalado más de 50 puestos en la clasificación en los últimos 25 años.

Las nuevas cifras del Banco Mundial también muestran que Argentina, Hungría, Seychelles y Venezuela han pasado de la categoría de países de ingreso mediano-alto a la de ingreso alto, y tienen ahora un nivel de ingreso promedio per cápita de US$12 736 o superior.

El INB per cápita refleja el promedio de ingresos de los ciudadanos de un país, y se calcula dividiendo el valor en dólares de los ingresos totales en un año de los residentes por el número de habitantes a mitad de año. El INB es una medida de la capacidad de un país para brindar bienestar a su población.

El 1 de julio de cada año, el Banco Mundial revisa la clasificación por ingresos de las economías del mundo sobre la base de las estimaciones del INB per cápita del año anterior. El Banco Mundial también utiliza las estimaciones actualizadas del INB per cápita en su clasificación operacional de las economías, con la que se determina si reúnen las condiciones para recibir financiamiento.

Aunque necesitamos medir el progreso en el desarrollo de diferentes maneras, las mediciones basadas en los ingresos, como el INB, siguen siendo el principal criterio para evaluar el desempeño económico”, dijo Kaushik Basu, primer vicepresidente y primer economista del Banco Mundial. “Nuestros datos más recientes muestran que, en términos de este indicador, la geografía económica del mundo ha cambiado mucho. En 1994, el 56,1 % de la población mundial —3100 millones de personas— vivía en los 64 países de ingreso bajo. En 2014, esta cifra se redujo al 8,5 %, es decir, 613 millones de personas, en 31 países. Es alentador ver que, solo en el último año, cuatro países cruzaron esa línea crítica que divide la categoría de ingreso bajo y la de ingreso mediano‑bajo”, agregó.

Además de los nuevos datos relacionados con los ingresos, se han actualizado otros valores en la base de datos de los Indicadores del Desarrollo Mundial, entre ellos, las estimaciones de las paridades del poder adquisitivo para 2014, el producto interno bruto, la balanza de pagos, los indicadores monetarios, el gasto militar, las emisiones de CO2, el tráfico aéreo, la inversión extranjera directa, el comercio de mercancías, etc.

Nótese que se trata de estimaciones preliminares que pueden ser revisadas. Las clasificaciones de los países se establecen una vez al año y no se modifican, independientemente de las revisiones posteriores de las estimaciones de su INB per cápita.

Consulte la lista completa de las economías clasificadas por ingresos, región y situación crediticia aquí:
http://data.worldbank.org/about/country-and-lending-groups

Acceda a la base de datos sobre Indicadores del Desarrollo Mundial aquí:
http://data.worldbank.org/news/release-of-world-development-indicators-2015



Contactos para medios de comunicación
En Washington:
Phil Hay
Teléfono: +1 (202) 473-1796, +1 (202) 492-7238
phay@worldbank.org
Azita Amjadi
Teléfono: +1 (202) 473-3840
aamjadi@worldbank.org
For TV/Broadcast
Mehreen Arshad Sheikh
Teléfono: +1 (202) 458-7336
msheikh1@worldbankgroup.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2016/005/DEC

Api
Api