COMUNICADO DE PRENSA

Para aprovechar el potencial de la era digital, Europa necesita algo más que acceso a Internet, según el Banco Mundial

Marzo 07, 2017


BUCAREST, 7 de marzo de 2017. En una nueva publicación del Banco Mundial se señala que los . Según el informe titulado Reaping Digital Dividends: Leveraging the Internet for Development in Europe and Central Asia (Aprovechamiento de los dividendos digitales: El uso de Internet para promover el desarrollo en Europa y Asia central) publicado hoy en Bucarest, el acceso económico y casi universal a Internet no ha sido suficiente en esos países para aprovechar plenamente las oportunidades que están generando las tecnologías digitales, y se deben adoptar otras medidas para crear un entorno de políticas que permita aprovechar mejor ese acceso y poner en contacto a los trabajadores con los empleos digitales.

“Estamos comprobando con claridad que el acceso a Internet por sí solo no se traduce automáticamente en beneficios económicos”, comenta Hans Timmer, economista en jefe de la Oficina Regional de Europa y Asia Central del Banco Mundial. “Dado su nivel de desarrollo tecnológico, los países de Europa deberían estar en mejores condiciones en lo que respecta al comercio electrónico, pero aún no se observa el surgimiento de plataformas del tipo de Google o Facebook provenientes de Europa”.

Según el informe, el escaso uso de sistemas de pago digital y las estrictas regulaciones son algunos de los factores complementarios que impiden el crecimiento de la economía de Internet en la UE. Por ejemplo, la jubilación anticipada y la falta de oportunidades de aprendizaje permanente para los trabajadores de más edad limitan su acceso a empleos en la economía digital de varios países de la UE.

Además, menos del 30 % de las empresas de la UE utiliza servicios de computación en la nube, y un porcentaje aún menor usa esta tecnología para fines más sofisticados — aparte del correo electrónico— tales como tareas de gestión y contabilidad.

“Romania se encuentra en buen pie para aprovechar las oportunidades que brinda hoy el mundo digital. Tenemos acceso de banda ancha rápido y económico en el país, además de una infraestructura integral de alta calidad. Nuestra meta es correlacionar estas oportunidades con la fuerza de trabajo rumana, altamente capaz, mediante el establecimiento de políticas focalizadas y sostenibles. Y esto es precisamente lo que esperamos realizar en la fase siguiente de nuestro programa de Gobierno de convergencia digital”, dijo Augustin Jianu, ministro de Comunicaciones y Sociedad de la Información de Rumania.

En Rumania, menos del 10 % de las firmas utiliza servicios de computación en la nube, y la existencia de grandes obstáculos al emprendimiento en el sector de servicios impide la adopción de las tecnologías digitales. Además, tan solo el 5 % de los rumanos utiliza Internet para descargar documentos oficiales de sitios web públicos, lo que ofrece oportunidades de aumentar considerablemente la eficiencia mediante la adopción más amplia de la tecnología.

La población también puede beneficiarse del mayor uso de Internet. Hoy en día, solo el 20 % de las personas desempleadas en Rumanía utiliza Internet para buscar trabajo. Entre quienes tienen empleo en la actualidad, casi nadie trabaja a distancia (teletrabajo), en comparación con más del 10 % en el norte de Europa y Europa occidental.

En el informe se señala, además, que las desigualdades que existen actualmente en la UE podrían exacerbarse, ya que es menos probable que los trabajadores no calificados — en comparación con los trabajadores calificados— utilicen Internet para buscar trabajo o participar en redes profesionales.

“Si bien Internet está creando oportunidades nuevas y sin precedente, también existe la posibilidad de que aumente la exclusión, sobre todo de los trabajadores no calificados”, dice Hernán Winkler, economista de la Oficina Regional de Europa y Asia Central del Banco Mundial y autor principal del informe. “Tenemos que establecer políticas que permitan ayudar a la gente a adaptarse a los nuevos desafíos”.

“Centrar la atención en medidas que amplíen la cobertura de salud y de pensiones para los trabajadores de la economía gig, o que faciliten la transición de los trabajadores desplazados a nuevos empleos puede resultar más eficaz que crear regulaciones dirigidas a impedir cambios tecnológicos inevitables”.

Según el informe, la adopción de políticas que faciliten el pago de impuestos y de cotizaciones sociales en la economía colaborativa podría impulsar a los trabajadores a salir de la economía oculta y ofrecerles cierto grado de protección laboral. Mejorar la competencia también puede ayudar a promover la adopción de tecnologías de la información y las comunicaciones por las empresas en la UE, sobre todo en Europa meridional, región donde la competencia es relativamente más débil.

El surgimiento de la economía colaborativa y de modalidades de trabajo alternativas plantea un nuevo desafío a las regulaciones existentes del mercado de trabajo y al contrato social, que fueron establecidos para proteger a los trabajadores que tienen empleos asalariados permanentes. La UE tiene una oportunidad extraordinaria de liderar la agenda de políticas para lograr que los empleos de la economía digital sean más inclusivos y más productivos.

Contactos para medios de comunicación
En Bucharest
Victor Neagu
Teléfono: +40 21 201 0388
vneagu@worldbank.org
En Washington
John Mackedon
Teléfono: +1-202-458-1358
jmackedon@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
2017/ECA/087

ÚLTIMAS NOTICIAS