COMUNICADO DE PRENSA Abril 22, 2019

Mejorando los servicios municipales y la infraestructura resiliente para 4.5 millones de salvadoreños

WASHINGTON, 22 de abril de 2019 – El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un proyecto para mejorar el desempeño institucional de las municipalidades en El Salvador y aumentar el acceso para los ciudadanos a servicios municipales e infraestructura resiliente a eventos naturales adversos. El Proyecto de Desarrollo Económico Local Resiliente de US$200 millones beneficiará a aproximadamente 4.5 millones de salvadoreños en las 262 municipalidades del país.

El Proyecto busca estimular el desarrollo económico local al alinear metas y resultados en gestión de finanzas públicas con financiamiento para inversiones municipales resilientes. También apoyará la creación de un fondo por el cual podrán competir todas las municipalidades para financiar inversiones regionales estratégicas a escala multimunicipal.

Este Proyecto apoya los esfuerzos nacionales y locales para fortalecer la capacidad institucional, mejorar los sistemas fiduciarios municipales, aumentar la transparencia en el manejo de deuda, ingresos y gastos públicos, mejorar los sistemas de prestación de servicios y los mecanismos de supervisión, y fortalecer las capacidades municipales para diseñar y gestionar infraestructura resiliente.

“Para el Gobierno de El Salvador es prioritario apoyar a las municipalidades para que fortalezcan el manejo de sus finanzas con eficiencia y transparencia y que puedan hacer inversiones que cumplan con estándares ambientales y de gestión de riesgo de desastres”, dijo Nelson Fuentes, ministro de Hacienda de El Salvador. “Este es un legado de inversión que dará beneficios directos a comunidades en las 262 municipalidades”, agregó.

El Proyecto, que será implementado por el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), incluye cinco componentes:

1. Inversiones en servicios e infraestructura municipal resiliente para apoyar el desarrollo económico local (US$116 millones). Este componente está diseñado con un enfoque basado en rendimiento centrado en cuatro áreas: i) sistemas fiduciarios mejorados y mayor transparencia en la gestión de deuda, ingresos y gastos públicos; ii) sistemas mejorados de prestación de servicios; iii) capacidades de gobiernos municipales fortalecidas para diseñar y administrar activos de infraestructura de manera resiliente; y iv) mecanismos mejorados de rendición de cuentas y supervisión. Un mejor desempeño municipal en estas áreas tendrá un impacto positivo en la prestación de servicios para la población.

2. Fondo competitivo para inversiones regionales de alto impacto a través de la cooperación intermunicipal (US$54 millones). Los proyectos financiados bajo este componente pueden incluir mejoras logísticas, mercados, ferias e infraestructura de apoyo en corredores turísticos. Los proyectos que se financien deben tener un alto potencial para crear oportunidades de empleo, en especial para mujeres, jóvenes en riesgo, migrantes retornados y minorías, y un alto potencial para aumentar la competitividad y productividad local.

3. Fortalecimiento institucional y creación de capacidad para mejorar las finanzas públicas, la gestión del riesgo de desastres y la resiliencia climática a nivel municipal (US$10 millones).

4. Un Componente Contingente de Respuesta a Emergencias para asignar fondos para actividades de respuesta y recuperación en caso de eventos naturales adversos (US$10 millones).

5. Actividades de gestión e implementación del proyecto (US$9.5 millones), incluyendo evaluaciones de actividades y resultados y la creación de una plataforma de participación para que los ciudadanos tengan acceso para consultar el estado de las obras de infraestructura financiadas por el Proyecto y provean retroalimentación.

“Las inversiones para promover desarrollo económico y resiliencia pueden generar nuevos empleos y nuevas oportunidades económicas a nivel municipal, lo que a su vez puede ayudar a reducir el desempleo, el crimen y la migración, principalmente entre los jóvenes. Mejorar el desempeño, la transparencia y las capacidades de las municipalidades llevará a inversiones sostenibles y a mejores condiciones de vida para los salvadoreños, principalmente para quienes viven en pobreza y vulnerabilidad”, dijo Oscar Avalle, representante del Banco Mundial en El Salvador y Costa Rica.

El préstamo de US$200 millones para el Proyecto de Desarrollo Económico Local Resiliente en El Salvador tiene un plazo de vencimiento de 25 años, incluyendo un periodo de gracia de 5 años.

Obtenga más información sobre el trabajo del Banco Mundial en América Latina y el Caribe: www.bancomundial.org/alc

Para conocer el trabajo del Banco Mundial en El Salvador visite nuestra página web  

Visítenos en Facebook

Manténgase informado vía Twitter

Vea nuestro canal en YouTube

Última actualización: Abr 22, 2019


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2019/153/LAC

Contacto

En San Salvador
Comunicaciones
César León
+503 2526-5900
cleonjuarez@worldbank.org
En Washington D.C.
Comunicaciones
Àngels Masó
+1 (202) 458-7456
amaso@worldbank.org
Api
Api