Europa y Asia central – Panorama general – Otoño 2016

Acontecimientos económicos

Se proyecta que Europa y Asia central tendrá un crecimiento modesto en 2015, en comparación con la disminución del 0,1 % registrada en 2015. El débil crecimiento mundial, la incertidumbre en materia de políticas como resultado del referéndum de Gran Bretaña que decidió la salida de la Unión Europea, la persistencia de las tensiones geopolíticas y la crisis de los refugiados son todos factores que contribuyen a frenar la recuperación de la región. En Eurasia, los actuales bajos ingresos por concepto del petróleo y flujos de remesas más débiles siguen afectando el crecimiento, luego de una disminución del 1,1 % en 2015.

La notable reducción de la pobreza en la última década se está revirtiendo y la distribución de la prosperidad se ha estancado en muchos países. Alrededor del 14 % de la población de la región —más de 66 millones de personas— vive en condiciones de pobreza, lo que incluye a casi 19 millones que sobreviven con menos de USD 2,50 al día, cifra que constituye la línea de pobreza extrema para la región.

Última actualización: Dic 02, 2016

Asistencia y apoyo del Banco Mundial

Durante el ejercicio de 2016, el Banco Mundial aprobó USD 7300 millones en financiamiento para 42 proyectos en la región, incluidos USD 7000 millones en préstamos del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y USD 233 millones en compromisos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF). El Banco también firmó 34 acuerdos de servicios de asesoría reembolsables con nueve países, por un total de USD 34,1 millones. Mediante estos contratos se proporciona asesoría técnica en temas como reforma de los sistemas de educación, gestión del sector público y fortalecimiento de la capacidad institucional, y planificación y gestión de inversiones en infraestructura.

La estrategia regional procura apoyar a los países clientes en su proceso de adaptación a la nueva normalidad creada por los mayores riesgos y vulnerabilidades. Con ese fin, el Banco apoya medidas en materia de estabilidad macroeconómica y ofrece asesoría en políticas normativas que responden a las presiones monetarias; trabaja con los clientes para abordar los desafíos del desplazamientos forzado y la disminución de las remesas; asesora a los clientes en materia de presupuesto para apoyar reformas fundamentales; apoya el desarrollo de redes de protección social, y ayuda a los países definir sus prioridades de inversión. Al mismo tiempo, el Banco continúa ofreciendo apoyo para encarar los desafíos estructurales y de largo plazo que afectan a la región.

El Banco realiza inversiones en crecimiento macroeconómico, buen gobierno, competitividad y creación de empleos, así como en el mejoramiento de la gestión del sector público y la calidad de los servicios públicos. Los programas financiados por el Banco apuntan a apoyar la resiliencia y la eficacia de los sectores financieros y los sistemas bancarios, y también a modernizar y aumentar la infraestructura de transporte con el fin de impulsar el crecimiento, la conectividad y la competitividad.

El Banco trabaja con los países clientes para desarrollar capital humano y fomentar la inclusión, mediante el apoyo en el diseño y la implementación de reformas encaminadas a mejorar la eficiencia y la sostenibilidad fiscal de los sistemas de pensiones, protección social, educación y atención de salud.

La adaptación al cambio climático y la eficiencia energética siguen siendo prioridades estratégicas de Europa y Asia central, la región en desarrollo que usa un nivel más alto de energía en el mundo. El Banco hace recomendaciones sobre reformas normativas que podrían aumentar la eficiencia energética, y proporciona financiamiento y servicios de asesoría para mejorar la resiliencia al clima en muchos países.

Última actualización: Dic 02, 2016

El Banco Mundial trabaja con los países clientes para combatir la pobreza e impulsar la prosperidad compartida. Para lograr esos objetivos, ayuda a: crear instituciones más responsables, aumentar la inversión privada, mejorar la prestación de servicios, modernizar la infraestructura, proteger el medioambiente, apoyar el desarrollo humano y empoderar a los grupos marginados.

De modo de ofrecer soluciones integradas que ayuden a los países a abordar sus desafíos de desarrollo, el Banco analiza periódicamente en qué áreas se logran resultados y se generan impactos. Al medir y hacer un seguimiento de esos resultados, el Banco puede entonces mejorar las maneras de apoyar a sus clientes y lograr mayores avances en términos de desarrollo.

Sepa más (i) sobre los resultados del Banco Mundial en Europa y Asia central.

Servicios de asesoría reembolsables

Los países de ingreso mediano que necesitan servicios de conocimientos muy específicos y que no pueden financiarlos totalmente con sus propios recursos acceden cada vez más a los conocimientos técnicos del Banco a través de los servicios de asesoría reembolsables.

Sepa más (i) sobre los servicios de asesoría reembolsables.

Estudios analíticos

Además de sus productos financieros y los servicios de asesoría reembolsables, el Banco Mundial realiza importantes investigaciones sobre temas cruciales para la región. A través de sus estudios analíticos, apunta a generar conocimientos mundiales y adaptarlos a las necesidades de los países de ECA.

Sepa más (i) sobre las publicaciones y las investigaciones sobre Europa y Asia central.

Última actualización: Dic 02, 2016

Unión Europea, Comunidad Europea y otras instituciones

La región de ECA del Banco Mundial mantiene una asociación estratégica con la Unión Europea (UE), y trabaja con la Comisión Europea (CE) e instituciones financieras internacionales (IFI) de Europa con el fin de aumentar la capacidad de absorción de los fondos de la UE de los países clientes de ECA miembros de la Unión Europea.

El Banco colabora estrechamente con instituciones de la UE, IFI europeas —como el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD)— así como con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de la segunda Iniciativa de Viena, (i) que tiene como objetivo mejorar los sistemas bancarios y la coordinación entre los entes reguladores de los países miembros y no miembros de la UE.

El Grupo Banco Mundial, el BERD y el Grupo del BEI se reunieron en noviembre de 2012 para formular un nuevo Plan de Acción Conjunto de las Instituciones Financieras Internacionales (IFI). (i) Entre las prioridades más importantes incluidas en el plan de acción se encuentra garantizar un financiamiento continuo para las pymes que son factores fundamentales en el impulso de la innovación y la creación de empleo en la región.

La región de ECA aborda el tema de la inclusión del pueblo romaní de manera conjunta con varios asociados, como la Comisión Europea, el Fondo para la Educación de los Romaníes y diversos organismos romaníes existentes en los países.

El Banco Mundial también se asoció con el Fondo Anticrisis de la Comunidad Económica de Eurasia (EurAsEC) y el Banco Euroasiático de Desarrollo para brindar financiamiento paralelo a los países de ingreso bajo de Europa y Asia central.

Última actualización: Dic 02, 2016




GALERÍA DE FOTOS
Más fotos »