Indonesia: Oportunidades de aprendizaje para medio millón de niños

Abril 03, 2013


Image

Una maestra con sus estudiantes en un centro ECED

Ed Wray / Banco Mundial

El Proyecto de Educación y Desarrollo de la Primera Infancia (ECED, por sus siglas en inglés), financiado por el Banco Mundial e iniciado en 2007, incrementa el acceso a los servicios en los 3.000 pueblos pobres a los cuales está dirigido. Se han establecido cerca de 6.000 centros ECED en 50 distritos de toda Indonesia. A la fecha, más de medio millón de niños de entre 0 a 6 años de edad han asistido a dichos establecimientos.

Desafío

Indonesia es un prometedor país de ingreso mediano con un constante sólido crecimiento económico.  Aun así, todavía existen disparidades educativas, nutricionales y sanitarias y, para millones de personas, es difícil escapar del círculo de pobreza.  El retraso del crecimiento afecta al 35,6% de los niños indonesios, lo que aumenta la probabilidad de que no finalicen la educación básica, un dilema que compromete todas las oportunidades en el futuro. Existen pruebas en todo el mundo que demuestran que las intervenciones en educación y desarrollo de la primera infancia benefician más a los más pobres. El Gobierno reconoció hace mucho la importancia de estos temas, pero las metas de políticas han enfrentado históricamente múltiples retos, entre ellos la falta de capacitación docente, la carencia de normas nacionales  y otros elementos necesarios para garantizar la calidad, además del escaso compromiso al nivel de los gobiernos de distrito.



Solución

El Proyecto ECED, financiado por el Banco e iniciado en 2007, busca incrementar el acceso a los servicios en los pueblos pobres destinatarios.  El proyecto identificó 50 distritos, a partir de los índices de pobreza, las tasas brutas de inscripción escolar, la ubicación de los distritos así como el compromiso del gobierno local. Dentro de los distritos, 60 pueblos de un total de 3.000 fueron definidos como prioritarios. En primer lugar, se aumentó la concienciación comunitaria sobre la importancia del ECED. Luego, las comunidades postularon a donaciones en bloque (por un total de US$18.000 durante tres años para dos centros por cada pueblo) con las que se podrían crear nuevos servicios o actualizar los existentes. Profesores y trabajadores del área de desarrollo infantil participaron en 200 horas de capacitación.  Se desarrollaron normas nacionales junto con sistemas de garantía de calidad; estos estándares incluyen especificaciones, tales como que un maestro no debería atender a más de 20 estudiantes en un jardín de niños formal.  También se brindó formación para establecer y mantener la gestión, el seguimiento y la evaluación del programa.  Se elaboró un marco detallado de resultados, con indicadores  de logros medibles. Se alentó a los distritos a institucionalizar los servicios de ECED. En los centros, los datos se recolectan anualmente, a fin de ver los cambios en las inscripciones escolares.  Desde 2009, una evaluación aleatoria sobre el impacto ha hecho un seguimiento a niños de 1 a 4 años, para determinar si el proyecto está cumpliendo sus objetivos. 

 


Image

A los estudiantes de los centros ECED se los alienta a practicar la buena higiene, como el lavado de las manos

Ed Wray / Banco Mundial

Resultados
El programa ECED ha establecido cerca de 6.000 centros, con 12.000 docentes capacitados. A octubre de 2012, otros resultados son:

  • Desde que comenzó el proyecto, 537.700 niños de 0 a 6 años han asistido a estos centros.
  • El 99% de los padres en las comunidades destinatarias recibió información sobre ECED, cifra superior al objetivo del 80%.
  • Unas 5.990 comunidades obtuvieron donaciones en bloque, lo que también superó las expectativas.
  • De los 50 distritos seleccionados, 38 (el 76%) han promulgado reglamentaciones locales que respaldan el ECED en los gobiernos de distrito, alcanzando casi el objetivo del 80%.
  • El 67% de los pueblos realiza actualmente evaluaciones comunitarias anuales y el 93% de ellos presenta informes de manera regular a los gobiernos de distrito.
  • En la muestra, los impactos del proyecto en el desarrollo infantil fueron mayores para los niños más pobres, al igual que para los menores que nunca antes se habían inscrito en algún tipo de servicio de ECED y para aquellos niños cuyos padres mostraron actitudes parentales negativas. Por ejemplo, en el dominio del idioma y el desarrollo cognitivo, el efecto del proyecto en hijos de familias pobres fue del 14%. Este impacto fue significativo a nivel estadístico en un 5%, y es un contraste extremo con el efecto poco importante en los niños promedio en este ámbito. Los centros se dirigen exitosamente a los niños de los hogares más pobres, en parte porque la mayoría no cobra aranceles.
  • Indirectamente, muchos otros programas, docentes y niños no pertenecientes al Proyecto ECED se beneficiarán con el apoyo del proyecto a normas nacionales de calidad.  En el pasado, no existían estos estándares y no se exigía a los proveedores de servicios para la primera infancia que cumplieran con requisitos mínimos de calidad. Actualmente, todos ellos están sujetos a un conjunto común de requerimientos.

" Las madres de los puestos sanitarios que tienen niños de 0 a 5 años, que no habían recibido educación para la primera infancia por parte de los Grupos de madres (BKB), ahora tienen acceso a educación para padres "

Husnul Khatimah

Trabaja en un centro ECED en el pueblo de Samapuin, en la isla de Sumbawa

Image

Una profesora da una merienda a un estudiante de un centro ECED. El suministro de comidas es un incentivo para que las familias pobres inscriban a sus hijos en dichos establecimientos.

Ed Wray / Banco Mundial

Contribución del Grupo del Banco
El costo total del Proyecto ECED es de US$127,74 millones para el periodo 2007-2013. El Banco aportó US$67,5 millones a través de un crédito de la Asociación Internacional de Fomento (AIF). Los fondos restantes fueron proporcionados por el Gobierno de Indonesia y asociados en el desarrollo, entre ellos los Países Bajos.

Asociados
El éxito del programa ECED se debe a la gran colaboración entre los asociados, particularmente los Países Bajos, que aportaron US$25,3 millones para la ejecución del proyecto mediante el Fondo Fiduciario Holandés del Programa de Apoyo a la Educación. Además, un equipo de investigadores financiado a través del Programa de Premios a la Investigación sobre el Desarrollo (ADRAS, por sus siglas en inglés) del Organismo Australiano de Desarrollo Internacional (AusAID) colaboró con el diseño y la implementación de la evaluación del impacto.

Próximos pasos
A medida que el Gobierno procura ampliar el acceso a los servicios de ECED, se analiza el modelo de prestación de servicios del proyecto para identificar las fortalezas y debilidades del enfoque, a fin de poder desarrollar un plan de implementación de servicios integrales e integrados para la primera infancia. Además, el Gobierno está adaptando la capacitación que se ofrece a los maestros en el marco del proyecto para incluirla en su nuevo programa de formación docente de ECED. 

Beneficiarios
Antes de la llegada de los centros ECED, las familias del pueblo Samapuin, en la isla de Sumbawa, Nusatenggara Oriental, recibían servicios de desarrollo para la primera infancia de parte de varios organismos, como los Puestos sanitarios del pueblo (Posyandu) o los Grupos de madres (BKB) como mucho.  El programa ECED consolidó dichos servicios bajo un mismo techo.  “Las madres de los puestos sanitarios que tienen niños de 0 a 5 años, que no habían recibido educación para la primera infancia por parte de los Grupos de madres (BKB), ahora tienen acceso a educación para padres”, dice Husnul Khatimah, quien trabaja en un centro ECED en el pueblo de Samapuin, en la isla de Sumbawa. 

 

MULTIMEDIA

Image
537.700
Niños de 0 a 6 años han asistido a estos centros y han conseguido aumentar su desarrollo educacional y de salud.


MAPA DEL PROYECTO