Género: Panorama general

Promoción de la igualdad de género: Un arma contra la pobreza

El Grupo Banco Mundial (GBM) parte de la premisa que ningún país, comunidad o economía puede alcanzar su potencial o afrontar los desafíos del siglo XXI sin la participación plena e igualitaria de las mujeres y los los hombres, las niñas y los niños. Al no dar libre curso al potencial productivo de las mujeres, se desaprovecha una gran oportunidad, lo que tiene importantes consecuencias para las personas, las familias y las economías. El GBM trabaja con clientes del sector público y el sector privado para eliminar las diferencias entre hombres y mujeres en todo el mundo, a fin de producir un impacto duradero tanto en la lucha contra la pobreza como en el impulso de un crecimiento económico sostenible en beneficio de todos.

Aunque en la actualidad muchas más niñas asisten a la escuela y tienen una vida más prolongada y saludable que incluso 10 años atrás, estas mejoras aún no se han traducido en beneficios generalizados, ya que las mujeres siguen estando ampliamente más excluidas que los hombres en términos económicos. Las tendencias indican que la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo se ha estancado en los últimos 20 años, al disminuir del 57 % al 55 % a nivel mundial, y mantenerse en alrededor del 25 % en la región de Oriente Medio y Norte de África, con el consiguiente impacto directo en el crecimiento.

Se mantienen las disparidades de género entre empresarios, agricultores y empleados. Las mujeres suelen practicar la agricultura en terrenos más pequeños y menos productivos, son propietarias de negocios más pequeños que generan menos puestos de trabajo, trabajan en sectores menos rentables y están sujetas a leyes y normas discriminatorias que limitan su tiempo y sus opciones, incluida la capacidad de poseer o heredar bienes, abrir una cuenta bancaria o acceder a la tecnología, al crédito o a los fertilizantes, todos ellos elementos necesarios para hacer crecer sus negocios y hacerlos más rentables, o para administrar fincas más productivas. En un análisis realizado por la Organización Mundial del Trabajo en 83 países se concluye que las mujeres que tienen un trabajo remunerado ganan, en promedio, entre 10 % y 30 % menos que los hombres.

Por su parte, el informe Global Findex del GBM (i) ha concluido que, a pesar de los avances en materia de inclusión financiera, la disparidad de género en lo que respecta a la posesión de una cuenta bancaria no se ha reducido: en 2011, el 47 % de las mujeres y el 54 % de los hombres tenía una cuenta bancaria; en 2014, el 58 % de las mujeres poseía una cuenta, en comparación con el 65 % de los hombres. Esta situación tiene importantes repercusiones: tener una cuenta bancaria y un lugar seguro donde guardar los ahorros fuera del hogar brinda a hombres y mujeres un mayor control sobre sus finanzas e ingresos familiares, y el acceso al ahorro y al crédito a través de un sistema formal les permite participar más plenamente en la economía, e incluso reservar dinero para emergencias, matrículas escolares o gastos de negocios. Este es un paso importante para salir de la situación de pobreza y vulnerabilidad.

En 2014, el tema del género fue designado una de las cinco Áreas de Soluciones Transversales en la nueva estructura del GBM. La labor de dicha área se centra en tres aspectos principales, señalados en el Informe sobre el desarrollo mundial 2012:(i) eliminar las disparidades en ámbitos como la educación y la salud; eliminar las disparidades en las oportunidades económicas, como el acceso a buenos trabajos y a activos físicos y financieros, y acrecentar la capacidad de las mujeres para hacerse escuchar y para tener un papel determinante en la elección del rumbo de sus vidas. Estas áreas de atención incluyen la promoción de la igualdad ante la ley y la lucha contra la violencia de género, que constituye una epidemia mundial.

IFC coordina sus iniciativas sobre igualdad de género (i) a través del Área de Soluciones Transversales en materia de Cuestiones de Género para promover las metas del GBM de poner fin a la pobreza e impulsar la prosperidad compartida, invirtiendo en el sector privado y brindándole asesoría, ya que este sector genera la inmensa mayoría de los puestos de trabajo en todo el mundo. En el ejercicio de 2015, el 28 % de los consejeros externos representantes de IFC en los directorios de sus empresas clientes eran mujeres, en comparación con el 24 % en el ejercicio anterior. A junio de 2015, 233 de los 640 proyectos activos sobre servicios de asesoría de IFC tenían un componente de género específico, lo que equivale al 36 % del total de dicha cartera.

Con respecto a la inversión, hasta junio de 2015 se habían invertido US$813 millones en 20 bancos comerciales como parte del programa Banca Mujeres de IFC, (i) puesto en marcha en 2010 para cumplir una función catalizadora y abordar el déficit de financiamiento y las deficiencias en materia de capacidad que enfrentan las pymes de propiedad de mujeres. En alianza con la Fundación Goldman Sachs y su programa 10 000 Mujeres, (i) en 2014 IFC puso en marcha la iniciativa Women Entrepreneurs Opportunity Facility, (i) el primer fondo mundial dedicado a promover el acceso de las pymes de propiedad de mujeres al financiamiento a través de instituciones financieras. Este fondo representa un gran paso para abordar el déficit de financiamiento que enfrentan las pymes de propiedad de mujeres en los mercados emergentes, que se estima es de entre US$260 000 millones y US$320 000 millones al año. El Fondo Mundial para el Financiamiento de las Pymes, de IFC, también comprende varios proyectos de inversión y asesoría activos, que se centran en la igualdad de género y abordan los problemas de financiamiento de las pymes prestatarias en Estados de bajos ingresos.

Para promover su labor, el GBM está ampliando y aprovechando las alianzas con organismos de las Naciones Unidas, la iniciativa Data2X y otros agentes a fin de eliminar los grandes vacíos de datos relacionados con las mujeres y las niñas. (i) Los escasos datos disponibles a nivel mundial revelan muy poco sobre el rol de las mujeres en el lugar de trabajo, su empoderamiento económico, el trabajo, el uso del tiempo y el acceso a activos físicos y financieros. Recopilar estos datos contribuirá considerablemente a promover iniciativas para fijar metas y medir los progresos realizados.

Una nueva estrategia sobre igualdad de género, que se pondrá en práctica a fines de 2015, reflejará los cambios fundamentales que se han producido en el mundo y en el GBM, y será la respuesta a las crecientes pruebas de lo que surte efecto para eliminar las disparidades de género. Anteriormente se hacía hincapié en la igualdad de género como un problema de eficacia en términos de desarrollo y se sentaban las bases para incorporar la temática del género en el diálogo sobre políticas, los estudios analíticos y las operaciones del Banco. La nueva estrategia abordará cómo brindar apoyo a los países y empresas clientes para acortar las brechas y lograr resultados óptimos en términos de desarrollo.

Última actualización: Sep 08, 2015

El Grupo Banco Mundial trabaja con asociados y clientes a fin de promover la igualdad de género en todo el mundo, denunciar la desigualdad y la discriminación en caso que de exista y movilizar su capacidad crediticia, conocimientos técnicos y poder de convocatoria para crear condiciones más equitativas. El GBM ha asumido importantes compromisos institucionales, principalmente,  durante la decimosexta y la decimoséptima reposición de recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo para los países más pobres, y a través del sistema de calificación institucional. (i) Estos compromisos coinciden con las conclusiones del Informe sobre el desarrollo mundial 2012 sobre igualdad de género y  desarrollo (i) y las posteriores recomendaciones estratégicas (i) para ponerlas en funcionamiento. 

El GBM se ha comprometido a incorporar las consideraciones de igualdad de género en el análisis, el contenido y el seguimiento de todos los programas y Estrategias de asistencia a los países; (i) todas las regiones están implementando planes de acción sobre la igualdad de género. También existe el compromiso de elaborar una estrategia renovada sobre el tema para el Grupo Banco Mundial durante el próximo año, con metas más ambiciosas, nuevas formas de medir los avances y una agenda que pueda generar impactos transformadores. 

La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, ofrece servicios de inversión y asesoría para promover oportunidades comerciales para las mujeres en el sector privado, el cual ofrece la gran mayoría de los empleos en las economías en desarrollo y emergentes. IFC busca aumentar el acceso de las mujeres al financiamiento y los mercados, ayudar a los clientes a mejorar las oportunidades y condiciones que ofrecen a las mujeres que emplean, apoyar la capacitación de las emprendedoras y mejorar el buen gobierno empresarial, incluido el nombramiento de mujeres en los directorios.

Los objetivos clave del Grupo del Banco Mundial se han cumplido. Todas las estrategias de asistencia a los países revisadas en el último año incluían el componente de género, lo cual significa que el tema ha sido integrado en los análisis. Alrededor del 86 % de las estrategias fueron calificadas como altamente satisfactorias, ya que consideraron la cuestión del género en el análisis, el contenido, y el seguimiento y la evaluación de los programas.

Algunos ejemplos:

Transporte seguro e inteligente en Brasil

Un préstamo de US$500 millones del GBM ha ayudado a modernizar el transporte urbano en el área metropolitana de Río de Janeiro (i) gracias a la adopción de un enfoque de vanguardia que tiene en cuenta una amplia gama de necesidades y consideraciones relativas al género. El proyecto, que moderniza y conecta la red de transporte en expansión de esa ciudad, no solo aumenta la movilidad de los trabajadores y su acceso a buenos empleos —un paso vital para salir de la pobreza—, sino que en su diseño también se tuvieron en cuenta la violencia de género y la necesidad que tienen las mujeres de acceder fácilmente a servicios jurídicos, sociales, de salud y de guardería infantil. Ahora, todas las estaciones tienen baños para mujeres y mejor iluminación para aumentar la seguridad. Varias estaciones principales también cuentan con estaciones de policía, tribunales de familia y guarderías infantiles al servicio de las mujeres, y servicios jurídicos, médicos y de orientación para aquellas personas que sufren violencia de género, así como con más de 100 quioscos que brindan información en forma electrónica sobre violencia de género y qué hacer al respecto. Según lo previsto, este proyecto que se desarrolla en uno de los estados más urbanizados y densamente poblados de Brasil beneficiará a más de 11 millones de personas.

Apoyo a sobrevivientes de la violencia en la región de los Grandes Lagos  

En 2014, los directores ejecutivos del GBM aprobaron donaciones financieras por un monto de US$107 millones a Burundi, Rwanda y la República Democrática del Congo para proporcionar servicios integrales de salud y orientación, asistencia jurídica y oportunidades económicas a sobrevivientes de la violencia sexual y de género. El proyecto también procura mejorar los servicios de salud para mujeres pobres y vulnerables en la región de los Grandes Lagos de África. El proyecto de emergencia sobre sobrevivientes de la violencia sexual y de género y salud de la mujer en la región de los Grandes Lagos (i) es el primer proyecto del Banco Mundial en África cuyo enfoque principal es ofrecer servicios integrales a víctimas que han sobrevivido a estos tipos de violencia. La Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos, organización intergubernamental integrada por 12 Estados miembros, está recibiendo apoyo para adoptar una política de respuesta a nivel regional en esta materia. Como parte del proyecto también se está ampliando el acceso a servicios sumamente necesarios de salud materna y reproductiva en la República Dominicana del Congo y Burundi. Según lo previsto, las donaciones de este proyecto, financiadas por la Asociación Internacional de Fomento, el fondo del GBM para los países más pobres, beneficiarán a más de 641 000 mujeres y niñas, la mitad de las cuales viven en la República Democrática del Congo. 

Última actualización: Sep 08, 2015






GALERÍA DE FOTOS
Más fotos »