Panorama general

  • El desarrollo social se centra en la necesidad de "poner en primer lugar a las personas" en los procesos de desarrollo. La pobreza no solo se refiere a los bajos ingresos; se trata también de la vulnerabilidad, la exclusión, las instituciones poco transparentes, la falta de poder y la exposición a la violencia. El desarrollo social promueve la inclusión social (i) de los pobres y vulnerables empoderando a las personas, creando sociedades cohesivas y resilientes, y mejorando la accesibilidad y la rendición de cuentas de las instituciones a los ciudadanos.

    Los esfuerzos en materia de desarrollo social, al involucrar a los Gobiernos, las comunidades, la sociedad civil, el sector privado y los grupos marginados (incluidos los pueblos indígenas y las personas con discapacidad), transforman la compleja relación entre las sociedades y los Estados en acciones concretas. Los datos empíricos y la experiencia operacional muestran que el desarrollo social promueve el crecimiento económico y conduce a mejores intervenciones y a una mayor calidad de vida.

    Última actualización: Abr 09, 2019

  • La labor del Banco Mundial en el ámbito del desarrollo social incorpora las voces de los pobres y vulnerables en los procesos de desarrollo contribuyendo a la formulación de las políticas y los programas basados en datos empíricos, a través de los siguientes objetivos:

    • Realizar análisis de riesgos sociales oportunos, incluidos estudios de impacto social y sobre la pobreza.
    • Aumentar los impactos positivos, mitigar los efectos negativos y gestionar los riesgos sociales y políticos. Esto incluye el cumplimiento del Marco Ambiental y Social (MAS) del Banco Mundial, que contiene políticas sobre los pueblos indígenas y el reasentamiento involuntario.
    • Asociarse con las comunidades de zonas rurales y urbanas dándoles el control sobre las decisiones en materia de desarrollo y recursos para mejorar la prestación de servicios básicos, a través del enfoque del desarrollo impulsado por la comunidad.
    • Profundizar la comprensión de las cuestiones y necesidades de los pueblos indígenas, en particular la interrelación entre la resiliencia cultural y comunitaria con sus tierras, territorios y recursos naturales.
    • Integrar la sensibilidad a la fragilidad y el conflicto (i) en los análisis y las operaciones, y adoptar una perspectiva de prevención de la violencia en los lugares donde los altos niveles de violencia interpersonal ponen en riesgo el desarrollo.
    • Fortalecer la resiliencia de las comunidades y las instituciones frente a las crisis naturales y aquellas causadas por la actividad humana y a los cambios en las tendencias climáticas.
    • Promover programas de empoderamiento social y económico diferenciados por género (i) dirigidos a los jóvenes y los grupos desfavorecidos.
    • Asegurar que los proyectos financiados por el Banco Mundial incluyan a personas con discapacidad e incorporen la inclusión de la discapacidad.
    • Incorporar las cuestiones de género (i) y asegurar que las operaciones contemplen la perspectiva de género.
    • Aumentar los datos sobre la exclusión basada en la orientación sexual y la identidad de género.
    • Fortalecer los vínculos y la interacción entre los ciudadanos y sus Gobiernos y promover estructuras gubernamentales responsables.

    Marco Ambiental y Social (MAS)

    El 4 de agosto de 2016, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un nuevo Marco Ambiental y Social (MAS)  que amplía los resguardos para las personas y el medio ambiente en los proyectos de inversión financiados por el Banco, y promueve el desarrollo sostenible.

    La revisión de las políticas de salvaguarda incluyó el proceso de consultas más amplio organizado por el Grupo Banco Mundial en toda su historia. Supuso casi cuatro años de análisis e interacción con Gobiernos, expertos en desarrollo y grupos de la sociedad civil de todo el mundo, con la participación de 8000 partes interesadas de 63 países.

    El MAS permite una cobertura más amplia y sistemática de los riesgos ambientales y sociales, con un mayor énfasis en los más pobres y los más vulnerables. También exige tener en cuenta las cuestiones ambientales y sociales durante toda la preparación y ejecución de un proyecto. Se ha ampliado el alcance de los problemas sociales explícitamente abordados y ahora se incluyen referencias específicas a la salud y la seguridad de la comunidad, el trabajo y las condiciones laborales, y la salud y seguridad ocupacional. En el MAS también se destacan cuestiones ambientales adicionales, por ejemplo, el cambio climático y la gestión de los recursos naturales, incluida el agua.

    El MAS entró en vigor el 1 de octubre de 2018. Todos los proyectos de inversión con una nota conceptual aprobada en esa fecha o después de ella deben aplicar el MAS en vez de las políticas de salvaguarda.

    Última actualización: Abr 09, 2019

  • Los últimos proyectos del Banco Mundial que abordan cuestiones centrales del desarrollo social son:

    • En Egipto, el Proyecto de Rehabilitación de la Terminal 2 del Aeropuerto de El Cairo (i) respaldó la revisión del diseño y los costos del aeropuerto con el fin de facilitar el acceso de las personas con discapacidad.
    • El Proyecto de Municipios más Seguros de Honduras (i) es el primer proyecto independiente del Banco Mundial destinado a prevenir la violencia interpersonal. Datos cualitativos (i) indican que el proyecto ayudó a nueve comunidades muy inestables y violentas a desarrollar redes sociales sólidas y reducir considerablemente los homicidios y los actos de violencia.
    • La segunda fase del Fondo de Reducción de la Pobreza (PRF II) (i) en la República Democrática Popular Lao se dirigió a las comunidades pobres, en particular a los pueblos indígenas, que representan el 75 % de los beneficiarios del programa. El PRF II benefició a alrededor de 650 000 personas en zonas rurales, es decir aproximadamente el 10 % de la población nacional, a través de más de 1931 subproyectos destinados a mejorar el acceso a la infraestructura, el saneamiento y la ingesta alimentaria. Una evaluación indicó que el acceso a agua segura para los hogares más pobres aumentó en 61 % y el tiempo de viaje hasta el pueblo más cercano se redujo en 114 minutos durante la temporada seca y en 73 minutos durante la estación de lluvias. En mayo de 2016, se aprobó la tercera fase del proyecto.
    • El Programa Nacional de Desarrollo Impulsado por la Comunidad (i) fue el primer proyecto del Banco Mundial en Myanmar después de que la institución reinició las operaciones en el país en 2012. El proyecto ha llegado a más de 7 millones de beneficiarios, con más de 18 000 subproyectos finalizados en 61 poblados. Las comunidades han construido o rehabilitado más de 3300 escuelas, construido más de 8000 kilómetros de senderos y caminos de acceso y generado más de 6,4 millones de días de trabajo remunerados.
    • En Nepal, el Fondo para el Alivio de la Pobreza II (PAF), (i) por un monto de USD 245 millones, ha beneficiado directamente a 317 450 hogares y, a través de 4360 subproyectos de infraestructura, ha beneficiado indirectamente a otros 56 832 hogares, de los cuales el 64 % se califica como extremadamente pobres. A julio de 2018, el proyecto ha beneficiado de manera directa a 988 879 personas. La evaluación de impacto del proyecto indicó que se produjo un aumento de 19 % en el consumo real per cápita de los hogares en los primeros tres años. Además, según el estudio, la incidencia anual de inseguridad alimentaria se redujo en 19 %, mientras que la matrícula escolar aumentó en 17 % entre los estudiantes de 6 a 15 años.
    • En Nicaragua, el Proyecto de Administración de Tierras (i) redujo de manera importante el tiempo de inscripción y los costos de las transacciones. El marco normativo y jurídico para la gestión de la tierra se fortaleció con la elaboración de un Marco General de Políticas de Tierras y la aprobación de tres leyes fundamentales, una de las cuales permitió a las comunidades indígenas pobres y marginadas recuperar los títulos de dominio de 15 territorios ancestrales que comprenden una superficie de más de 22 000 kilómetros cuadrados (cerca del 20 % del territorio nacional). Esto benefició a más de 100 000 personas de comunidades indígenas.
    • En Nigeria, con el Proyecto de Desarrollo Comunitario y Social (CSDP) (i) se respaldaron más de 9300 microproyectos administrados por las comunidades, con los que se beneficiaron más de 2,5 millones de personas en 28 estados. En una evaluación de impacto se indicó que con el CSDP se redujo la mortalidad materna e infantil; aumentaron la matrícula y la asistencia escolar; se redujeron la distancia, el costo y el tiempo insumido en acceder a fuentes de agua, los servicios de atención de la salud y electricidad, y aumentaron los ingresos derivados de la actividad de las explotaciones agrícolas. El Banco Mundial aprobó un préstamo adicional por valor de USD 75 millones para ampliar el suministro de asistencia social y mejorar los servicios para las comunidades, especialmente para los desplazados internos afectados por conflictos en el noreste de Nigeria.
    • En Perú, (i) el Mecanismo de Donaciones Específico (DGM) logró el reconocimiento formal de 208 comunidades nativas en los registros públicos en marzo de 2019. El proyecto también respaldó el trabajo de campo y el proceso administrativo para gestionar los reclamos formales de 88 comunidades ante el Gobierno acerca de la titulación de sus tierras. Hasta marzo de 2019, se habían otorgado títulos de propiedad de la tierra a 14 comunidades. Además, el proyecto ha entregado a 56 comunidades nativas asistencia técnica y financiera para 40 subproyectos forestales, de los cuales 10 son dirigidos por mujeres.
    • El proyecto piloto del Mecanismo Especial de Financiamiento para el Desarrollo Local en Somalia, (i) una iniciativa conjunta con las Naciones Unidas, tiene como objetivo fortalecer los sistemas de gobierno, la visibilidad y la legitimidad a través de la provisión de infraestructura y servicios básicos. Específicamente, este proyecto ayuda al Ministerio de Finanzas a obtener y supervisar pequeñas donaciones de capital identificadas por las comunidades y los nuevos estados federales, y fortalecer la nueva estructura federal en un país que se recupera tras 20 años de conflicto.
    • En Vietnam, el Programa de Ampliación del Abastecimiento de Agua y Saneamiento Rural Basado en Resultados, (i) por un monto de USD 300 millones, incorporó orientaciones sobre las minorías étnicas con el fin de garantizar beneficios medibles y equitativos en el abastecimiento de agua y saneamiento rural para este segmento de la población en 21 provincias.

    El grupo del Banco Mundial dedicado al desarrollo social realiza también estudios analíticos que abordan cuestiones de sostenibilidad social fundamentales. Los nuevos análisis y programas incluyen:

    Los análisis sociales realizados por el Banco Mundial han orientado los diagnósticos sistemáticos de los países (i) que constituyen la base de los programas multianuales del Banco en un país determinado.

    Última actualización: Abr 09, 2019

Api


Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

Ciudad de Washington
Kristyn Schrader-King
kschrader@worldbankgroup.org