ARTÍCULO

Un proyecto en favor del patrimonio cultural fortalece la actividad económica y comunitaria en el Líbano

Diciembre 22, 2016


Image

Los esfuerzos para revitalizar el Puerto de Tiro ayudan a mejorar la vida de los pescadores locales.

Banco Mundial

TITULARES
  • Desde 2003, en colaboración con el Gobierno del Líbano, el Grupo Banco Mundial, el Gobierno de Italia y el Gobierno de Francia han apoyado de manera conjunta un ambicioso programa centrado en la recuperación de cinco ciudades históricas.
  • En las ciudades de barrios densamente poblados de Trípoli, Byblos, Baalbek, Sidón y Tiro se detectan bienes patrimoniales históricos mundialmente reconocidos.
  • Partes de estas ciudades legendarias han sido recuperadas y rehabilitadas con éxito para ayudar a crear puestos de trabajo y comunidades más inclusivas.

Situada en la costa meridional del Líbano sobre el mar Mediterráneo, Tiro es una idílica ciudad costera con una rica historia que data de hace miles de años. Esta ciudad, que fue asediada por Alejandro Magno, tiene un asombroso patrimonio cultural, centrado en un antiguo puerto que convirtió a la ciudad en un próspero puerto comercial fenicio siglos atrás. El puerto sigue siendo usado por los pescadores locales, pero se deterioró después de años de conflictos. Los muelles rotos, los terrenos abandonados, el pavimento desmoronado y un mercado de pescadores envejecido daban testimonio de un pasado olvidado.

“En el entorno existente, los pescadores luchaban para ganarse la vida dignamente y carecían del espacio adecuado para el ejercicio de su antiguo oficio”, dijo Ede Ijjasz-Vásquez, director superior del Departamento de Prácticas Mundiales de Desarrollo Social, Urbano y Rural, y Resiliencia del Grupo Banco Mundial. “Tras convocar a los miembros de la comunidad local para mantener un diálogo y entender sus necesidades, el proyecto revitalizó el puerto, devolviendo la vida al lugar y sus vecindarios históricos circundantes, y creando un espacio donde la comunidad puede reunirse”.

La lista de mejoras realizadas en Tiro por el proyecto, conocido como Proyecto Patrimonio Cultural y Desarrollo Urbano (CHUD, por sus siglas en inglés), es larga. Las aceras más amplias y la nueva iluminación ayudan a los peatones a caminar con seguridad, las calles históricas han sido rehabilitadas y una plaza nueva y un gran mercado formal para vendedores de hortalizas, ropa y carne ofrecen lugares renovados para reuniones e intercambios comunitarios. Los muelles existentes se ensancharon y ampliaron, se construyó un nuevo muelle y se repararon los equipos. Se construyó un nuevo almacén para guardar equipos de uso menos frecuente. Se reparó una estación de servicio para que los pescadores ahora puedan comprar de manera colectiva, lo que les permite reducir sus costos de operación. Se sustituyó el antiguo edificio del mercado de pescado por una estructura mejorada para alojar la oficina del sindicato de pescadores, una cafetería y un nuevo mercado de subastas de pescado.

Una vez que esté en pleno funcionamiento, el nuevo mercado de subastas mejorará aún más la vida de los pescadores. Actualmente, están obligados por contratos mensuales y pagan una tarifa fija, sin importar el valor de su pesca. Al cambiar a un formato de subasta, los pescadores podrán vender sus productos directamente a los clientes y ser compensados con el verdadero valor de mercado de sus peces.

“Estas mejoras transformaron la manera de trabajar de los pescadores, aumentando la calidad de su producción, lo que a su vez ayuda a aumentar sus ingresos y calidad de vida”, dijo Ayat Soliman, Gerente de Prácticas de Desarrollo Urbano y Gestión de Riesgos de Desastres para Oriente Medio y Norte de África del Grupo Banco Mundial. “Pero, sobre todo, el proyecto cambió radicalmente la dinámica de la relación entre la ciudad, el puerto y la comunidad”.

Al vincular el espacio público, el patrimonio cultural y las empresas privadas, el proyecto creó un espacio para que los residentes vivan y disfruten, con zonas públicas transitables. Cafés y hoteles boutique surgieron a lo largo del borde del agua con vista al puerto.

“Estas iniciativas empresariales han creado nuevos puestos de trabajo y oportunidades económicas para la comunidad local”, dijo Guido Licciardi, especialista superior en Desarrollo Urbano en Oriente Medio y Norte de África, quien dirigió el proyecto para el Grupo Banco Mundial. “Con el retorno de la confianza y la fe en el futuro, los dueños de propiedades adyacentes comenzaron a invertir para renovar y rehabilitar sus casas”.

Tiro no es la única ciudad libanesa que obtuvo amplios beneficios sociales de la revitalización de su patrimonio histórico.

En la ciudad de Baalbek, el proyecto financió la conservación del Templo de Baco, un asombroso templo romano. El verano pasado, se organizó en el templo el Sexagésimo Festival Internacional de Baalbek, que atrajo a un gran número de visitantes del Líbano y la región. Las obras de conservación emprendidas por el proyecto proporcionaron puestos de trabajo muy necesarios para las personas que residen en las zonas cercanas, de las cuales el 70 % son refugiados sirios.

En Byblos, la Municipalidad y el Banco de Byblos crearon una aldea navideña con las organizaciones no gubernamentales (ONG) locales en el centro de la Vía Romana, otro sitio histórico rehabilitado por el proyecto. En los puestos de casas de jengibre, los visitantes pueden comprar productos locales y aprender más sobre las ONG. Siguiendo con el espíritu de Navidad, incluso pueden donar para causas humanitarias a través de SMS. Este concepto innovador se repite por tercer año consecutivo, y sigue creciendo.

Apoyar al patrimonio cultural único de las ciudades del Líbano desempeña un papel clave en el crecimiento económico y la cohesión comunitaria del país.


Image

La Vía Romana en Byblos, uno de los sitios históricos renovados por el proyecto CHUD, se convierte en una aldea navideña —patrocinada por el gobierno municipal y el Banco de Byblos— y un lugar para actividades de caridad durante la temporada festiva. (Foto: Ramzi Semrani, cortesía de la municipalidad de Byblos).


Api
Api