Suministro de agua y saneamiento: Resultados del sector

Bases para acabar con la pobreza: Entregar servicios sostenibles de abastecimiento de agua y saneamiento

Abril 11, 2014

En los países clientes del Banco Mundial, el acceso a fuentes mejoradas de agua aumentó de 70,9 % en 1990 a 87,5 % en 2012 y el acceso a mejor saneamiento de 37 % a 57,5 %. Para continuar brindando servicios de agua y saneamiento sostenibles y eficientes, los proyectos financiados por el Banco Mundial harán hincapié en la sostenibilidad financiera y ambiental, el impacto en la pobreza y el género, y el tratamiento de los riesgos del cambio climático.
MULTIMEDIA
123 millones

son las personas que tienen un mejor acceso a agua y 5,8 millones las que cuentan con un mejor acceso a saneamiento gracias a proyectos respaldados por el Banco Mundial entre 2002 y 2012.

Desafío

Se avanzó mucho en la expansión del abastecimiento de agua y saneamiento en los países clientes del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y de la Asociación Internacional de Fomento (AIF). No obstante, 768 millones de personas en el mundo todavía no tienen acceso a fuentes mejoradas de agua y 2500 millones carecen de acceso a saneamiento seguro. Solo el 64 % de la población mundial cuenta hoy con acceso a saneamiento mejorado, una cifra que se cree aumentará al 67 % para 2015, muy por debajo de la meta del 75 % indicada en los objetivos de desarrollo del milenio (ODM). 

Sin embargo, incluso las personas que tienen acceso a suministro de agua y saneamiento a menudo deben enfrentar servicios deficientes. La mejora del desempeño de las empresas en esta área es crucial para garantizar un servicio continuo y niveles más bajos de filtraciones, que afectan tanto la calidad como la cantidad de agua disponible para los usuarios finales, los ingresos de las empresas, y su sostenibilidad financiera. Además, es necesario abordar consideraciones sociales y de financiamiento en el diseño, planificación y ejecución de instalaciones y políticas de abastecimiento de agua y saneamiento para mantener los servicios al alcance de los más pobres. Las políticas arancelarias y la planificación financiera estratégica que involucra a Gobiernos, proveedores de servicios, usuarios finales y donantes son clave para asegurar servicios sostenibles de agua y saneamiento para todos.

De cara al futuro, estos problemas se verán agravados por la creciente competencia por los recursos hídricos a medida que se acelera el proceso de urbanización, se producen cambios en el uso del suelo, y aumenta la variabilidad del clima y el cambio climático. Todos estos temas están en el centro de la interrelación entre agua, energía y alimentos.

Solución

Los siguientes elementos definen la estrategia del Banco Mundial:

Obtención de resultados en materia de desarrollo. Mediante la oferta de una variedad de soluciones financieras, las operaciones del Banco se adaptan a las necesidades y capacidades de los países. En los Estados frágiles y afectados por conflictos, el Banco, junto con los asociados, garantiza el mantenimiento o la recuperación de los servicios esenciales para la población. Por ejemplo, en la nueva República de Sudán del Sur, a través del Fondo Fiduciario de Múltiples Donantes para Sudán del Sur, que es administrado por el Banco Mundial (ejercicios de 2010-12), más de 400 000 beneficiarios directos obtuvieron acceso a un mejor suministro de agua y saneamiento mediante la construcción y recuperación de 586 puntos de abastecimiento de agua. El proyecto también incluyó el apoyo para la creación de un comité del agua y el fortalecimiento institucional de la gestión de los sistemas hídricos. En otros países, y con el objetivo final de servir a más personas con servicios adecuados, el respaldo del Banco se centra en esfuerzos a más largo plazo destinados al fortalecimiento de las capacidades institucionales, incluso a nivel de entes descentralizados, y a la promoción de empresas sostenibles de manera que se entreguen servicios de mejor calidad a los usuarios. 

Soluciones innovadoras para situaciones complejas. Mediante la vinculación del conocimiento mundial con la experiencia operacional, el Banco aplica en otras partes del mundo las enseñanzas y las buenas prácticas que han ido surgiendo en un país o región. Por ejemplo, con el apoyo del Programa de Asociación para el Agua (WPP, por sus siglas en inglés), el Banco ha impulsado el innovador enfoque de la gestión integrada de aguas urbanas (IUWM, por sus siglas en inglés) (i) que se puso a prueba en siete ciudades de América Latina en los últimos tres años a través de inversiones y apoyo técnico. También se utilizó recientemente una estrategia de IUWM en Azerbaiyán. La IUWM fue el centro de atención del emblemático informe (i) sobre el sector del agua de 2012 del Banco Mundial. 

Servicios de análisis y asesoría. La producción y difusión de conocimientos y las actividades de apoyo transversal permiten una comprensión más profunda de cuestiones generales como la descentralización, la participación de la comunidad y del sector privado, como también un renovado enfoque en los países donde la falta de agua puede limitar el crecimiento. Las prioridades clave abarcan la promoción de soluciones inclusivas favorables a los pobres y el mejoramiento de intervenciones que tengan un mayor equilibrio en materia de género, el financiamiento sostenible a nivel de proyecto y sector, y los impactos del cambio climático con el fin de que la cartera de abastecimiento de agua y saneamiento responda a los nuevos objetivos institucionales del Banco: terminar con la pobreza extrema para 2030 y promover la prosperidad compartida para beneficiar al 40 % más pobre de la población, garantizando al mismo tiempo la sostenibilidad. Por ejemplo, el Programa de Agua y Saneamiento (WSP, por sus siglas en inglés), (i) una asociación de múltiples donantes administrada por el Banco, reunió pruebas de proyectos recientes que demuestran que aún hay un enorme potencial de mercado sin aprovechar, lo que representa oportunidades de negocios para el sector privado que ayudarán a reducir el déficit de inversión, impulsar la ampliación de los servicios a los pobres y acelerar el logro de las metas de agua y saneamiento. 

Optimización de los recursos. El Banco Mundial ayuda a los Gobiernos a mejorar sus sistemas de seguimiento y evaluación, a fin de aumentar la transparencia y la rendición de cuentas, e informar sobre los resultados y avances. Por ejemplo, a nivel de las empresas de servicios públicos, la iniciativa de la Red Internacional de Comparaciones (IBNET, por sus siglas en inglés)  mantiene una base de datos que incluye indicadores estandarizados de desempeño para 2000 compañías del sector, que cubren más de la cuarta parte de la población urbana mundial en 85 países, y provee asistencia técnica adaptada a las necesidades de las empresas. A nivel gubernamental, se realizan exámenes del gasto público (PER, por sus siglas en inglés) para ayudar a los clientes del Banco a evaluar la eficacia de este gasto en el sector de agua y saneamiento y priorizar opciones de políticas sectoriales y multisectoriales. Una evaluación de 15 PER realizada en África al sur del Sahara destacó las limitaciones de capacidad y las reformas incompletas del sector, abriendo la puerta para un mejoramiento en las actividades futuras.

Open Quotes

Durante los periodos de extrema escasez de agua, debo caminar 2 kilómetros de distancia hasta un suburbio cercano para buscar agua. Un envase de 20 litros cuesta 50 chelines kenianos (US$60 centavos) Close Quotes

Isaac Ndirangu
Adolescente de la aldea de Kayole Soweto, en los alrededores de Nairobi.

El acceso a agua limpia transforma vidas en Benin.  Vea video en inglés.

Contribución del Grupo del Banco Mundial

El Grupo del Banco Mundial es la mayor fuente externa de recursos en el mundo para intervenciones relacionadas con el agua. El financiamiento total del BIRF y de la AIF aprobado para abastecimiento de agua y saneamiento en los últimos cinco años (ejercicios de 2009-2013) superó los US$16 900 millones. Los compromisos tanto para el abastecimiento de agua como el saneamiento (incluyendo aguas residuales, alcantarillado, saneamiento básico y gestión de lodos fecales, y actividades crediticias y no crediticias) aumentaron con el paso de los años. En particular, el enfoque en el saneamiento básico parece ser cada vez más importante dentro de los proyectos de abastecimiento de agua y saneamiento, como lo indica el aumento de la cuota media de compromisos desde el ejercicio de 2009, alcanzando la cartera activa de saneamiento un monto acumulado de US$1800 millones en el ejercicio de 2013.

Los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento son de suma importancia para los países de la AIF, dada la gran relevancia que tiene la mejora del acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene para el logro de todos los ODM, desde la salud y la educación hasta la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental. Entre 2002 y 2012, 123 millones de personas en países de la AIF obtuvieron acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua, y 5,8 millones a instalaciones mejoradas de saneamiento. Los países de la AIF han recibido compromisos por más de US$7000 millones en los últimos seis años (ejercicios de 2008-2013), o sea, un 38 % del financiamiento general del BIRF y la AIF para operaciones de servicios de abastecimiento de agua y saneamiento. Los compromisos de la AIF para este periodo han beneficiado sobre todo a países de África al sur del Sahara (49 %), seguidos por países de Asia meridional (23 %) y Asia oriental (18 %). 

Asociados

El Banco Mundial es uno de los principales contribuyentes al diálogo internacional sobre agua y saneamiento, y es ampliamente reconocido por su capacidad para conseguir fondos. A nivel de los países, colabora con los clientes y otros donantes y partes interesadas para asegurar que los esfuerzos respondan a prioridades nacionales de desarrollo y sean dirigidos por las autoridades locales. Por ejemplo, en Tanzanía, el Programa de Desarrollo del Sector Hídrico ha adoptado un programa de enfoque sectorial para apoyar la estrategia de reducción de la pobreza del Gobierno a través de una mejor gestión del sector y un mayor acceso a agua potable y servicios de saneamiento. El fuerte compromiso financiero e institucional del cliente, junto con una inversión de la AIF de US$200 millones ayudó a fomentar las inversiones de varios donantes bilaterales y del Banco Africano de Desarrollo, por un total de US$1300 millones. Estos recursos permitieron dar acceso a agua mejorada a más de 4 millones de personas en zonas rurales y 2,7 millones en zonas urbanas, y proporcionar más de 24 000 letrinas domésticas, además de ayudar al fortalecimiento de la capacidad y a promover reformas institucionales sobre la gestión de los recursos hídricos.

A nivel regional y mundial, el Banco ha participado en iniciativas globales con diversas partes interesadas para intercambiar conocimientos y crear asociaciones, como el Sexto Foro Mundial del Agua (i) realizado en marzo de 2012, que se centró en el acceso universal al agua o el financiamiento para el sector hídrico; eventos liderados por las Naciones Unidas sobre cooperación hídrica en 2013 y sobre agua y energía en 2014, y otras conferencias como el Congreso de la Asociación Internacional del Agua (i) efectuada en octubre de 2013 en Kenya con el fin de difundir el enfoque sobre la gestión integrada de aguas urbanas. También se basa en su poder de convocatoria para apoyar la promoción mundial del saneamiento con una campaña en curso dirigida a los encargados de adoptar las decisiones para acelerar el acceso al saneamiento con el objetivo de terminar con el método de defecación al aire libre a más tardar en 2025 y alcanzar el saneamiento para todos en 2030. Además, organizará la Reunión de Alto Nivel de la Alianza Agua y Saneamiento para Todos (i) en la ciudad de Washington en abril de 2014, con el objetivo de convencer a los ministros de Hacienda de que las inversiones inteligentes en el sector hídrico valen la pena. 

A través de varios fondos fiduciarios de múltiples donantes y asociaciones organizadas por el Banco —entre ellos el Programa de Asociación para el Agua (WPP) (i) y el Programa de Agua y Saneamiento (WSP), (i) así como el Servicio de Asesoramiento para Infraestructura Pública y Privada(PPIAF, por sus siglas en inglés) (i) y la Asociación Mundial para la Ayuda en Función de los Resultados (GPOBA, por sus siglas en inglés)—, (i) el Banco colabora con Gobiernos, donantes y otras partes interesadas, incluidos organismos de las Naciones Unidas, para garantizar la participación de los países y analizar los obstáculos y los factores que impulsan el progreso en cada país cliente. 

Próximos pasos

La “Visión del Agua” del Banco, que está en línea con los nuevos objetivos institucionales —terminar con la pobreza extrema para 2030 y promover la prosperidad compartida para beneficiar al 40 % más pobre de la población, garantizando al mismo tiempo la sostenibilidad— proporciona una orientación estratégica con el fin de asegurar que las actividades de práctica sobre el agua del Banco preparen a los países clientes para el futuro de la mejor manera posible. Esta perspectiva se centra en cómo trabajar cada vez más en todos los sectores, tanto a nivel de inversiones como de servicios de análisis y asesoramiento, y asegurar que todos los proyectos relevantes aborden de manera integral la sostenibilidad de los recursos hídricos.

El agua es esencial para la salud humana y los asentamientos humanos, la alimentación y la agricultura, la energía y la industria, y el medio ambiente. Todas las inversiones futuras en este sector tendrán en cuenta sistemáticamente la manera de abordar la sostenibilidad financiera y ambiental, la pobreza, la cuestión de género y el riesgo climático. El Banco tendrá como objetivo convocar a otros para abordar problemas de importancia mundial, hacer pruebas y aplicar soluciones adaptadas a los contextos locales para asegurar un acceso universal sostenible al abastecimiento de agua y el saneamiento.

Beneficiarios

A comienzos de 2012, el Gobierno de Kenya recibió un crédito adicional de US$300 millones de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) (i) para aumentar el acceso a servicios de agua y saneamiento en pueblos y ciudades de rápido crecimiento, entre ellas Nairobi. Además, el WSP puso en marcha un programa de conexiones sociales para ayudar a ampliar el acceso a los más pobres. En los alrededores de Nairobi, casi dos tercios de los 4 millones de vecinos de la ciudad viven en asentamientos informales. Al igual que otros poblados de ingreso bajo, la aldea de Kayole Soweto, habitada por 90 000 residentes, no tiene muchos servicios de agua corriente y sus pobladores dependen de quioscos de agua y pozos perforados, teniendo que pagar hasta 10 veces la tarifa que cobra la empresa de abastecimiento hídrico a los clientes conectados. Isaac Ndirangu, un alumno de educación secundaria de 18 años, tiene la responsabilidad de ir a buscar agua porque es el hermano mayor de una familia de cuatro miembros. “Durante los periodos de extrema escasez de agua, debo caminar 2 kilómetros de distancia hasta un suburbio cercano para buscar agua. Un envase de 20 litros cuesta 50 chelines kenianos (US$60 centavos)”, dice Isaac. (i) El programa social puso a prueba un innovador plan de financiamiento que ayuda a las familias a pedir microcrédito para financiar el costo inicial de la instalación de un grifo de agua con medidor dentro de su complejo residencial. Tras obtener la conexión a la red de agua corriente, los beneficiarios deben pagar el préstamo en cuotas y tienen derecho a una bonificación del 50 % a través de una subvención de la Asociación Mundial para la Ayuda en Función de los Resultados. Ahora la familia de Isaac puede obtener agua potable de la red durante todo el año desde una llave en la misma calle donde está su hogar.

El Proyecto de Suministro de Agua y Saneamiento Rural en Nepal involucra a las comunidades locales en la planificación y operación de sistemas de agua en zonas rurales,  promueve el conocimiento de los beneficios del saneamiento ecológicamente racional. Vea video en inglés.

Contribución del Grupo del Banco

El Banco Mundial es la principal fuente externa de recursos para intervenciones relacionadas con el agua. El financiamiento total del BIRF y de la AIF aprobado para el abastecimiento de agua y saneamiento en los últimos cinco años (2008-2012) fue de US$17.500 millones.

Los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento son de suma importancia para los países de la AIF, dada la gran relevancia que tiene la mejora del acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene para el logro de todos los ODM, desde salud y educación hasta seguridad alimentaria y sostenibilidad ambiental. Los países de la AIF han recibido compromisos por US$6.300 millones en los últimos cinco años, o sea, el 36% de las operaciones de servicios de abastecimiento de agua y saneamiento del Banco, de las cuales el 50% ha beneficiado a poblaciones de África al sur del Sahara y más del 25% a las comunidades de Asia meridional.

Asociados

El Banco Mundial es uno de los principales contribuyentes al diálogo internacional sobre agua y saneamiento, y es ampliamente reconocido por su capacidad para conseguir fondos. A nivel nacional, colabora con los clientes y otros donantes y partes interesadas para asegurar que los esfuerzos respondan a prioridades nacionales de desarrollo y sean dirigidos por las autoridades de los países. Por ejemplo, en Tanzanía, el Programa de Desarrollo del Sector Hídrico ha adoptado un programa de enfoque sectorial para apoyar la estrategia de reducción de la pobreza del Gobierno a través de una mejor gestión del sector y un mayor acceso a agua potable y servicios de saneamiento. El fuerte compromiso financiero e institucional del cliente, junto con una inversión de la AIF de US$200 millones ayudó a fomentar las inversiones de varios donantes bilaterales y el Banco Africano de Desarrollo, elevando recientemente el total de US$950 millones a US$1.300 millones.

A nivel regional y mundial, el Banco ha participado en iniciativas como el VI Foro Mundial del Agua en marzo de 2012 para compartir conocimientos y experiencia sobre el acceso al agua para todos, el financiamiento para el sector hídrico, o el agua y el crecimiento ecológico. También se ha basado en su poder de convocatoria para organizar la Reunión de Alto Nivel de la Alianza Agua y Saneamiento para Todos en la ciudad de Washington en abril de 2012 y alentar una mayor eficacia de la ayuda y la urgencia de abordar el desafío del saneamiento.

A través de varios fondos fiduciarios de múltiples donantes y asociaciones organizadas por el Banco -entre ellos el Programa de Asociación para el Agua (i) (WPP) y el Programa de Agua y Saneamiento (i) (WSP), así como el Servicio de Asesoramiento para Infraestructura Pública y Privada (i) (PPIAF, por sus siglas en inglés) y la Alianza Mundial para la Ayuda en Función de los Resultados (i) (GPOBA, por sus siglas en inglés)-, el Banco colabora con Gobiernos, donantes y otras partes interesadas, incluidos los organismos de las Naciones Unidas, para garantizar la participación de los países y analizar los obstáculos y los factores que impulsan el progreso en cada país cliente.

Próximos pasos

El Banco está desarrollando una Visión del Agua que guiará sus próximas inversiones y difusión de conocimientos con el fin de asegurar que el trabajo de la institución en este sector prepare a los países clientes para el futuro de la mejor manera posible. En el centro de esta perspectiva está el impulso del Banco de trabajar cada vez más en todos los sectores, tanto en inversiones como en servicios de análisis y asesoramiento, para asegurar que todos los proyectos importantes aborden cuestiones de sostenibilidad hídrica de una manera integral.

El agua es de hecho esencial para la salud humana y los asentamientos humanos, la alimentación y la agricultura, la energía y la industria, y el medio ambiente. Todas las inversiones futuras en este sector tendrán en cuenta sistemáticamente cómo abordan la sostenibilidad financiera y ambiental, la pobreza, el género y el riesgo climático. El Banco tendrá como objetivo convocar a otros para abordar problemas de importancia mundial, por ejemplo a través de su enfoque sobre gestión integrada de aguas urbanas o un mayor compromiso en materia de saneamiento y aguas residuales.

Beneficiarios

En la aldea de Kayole Soweto, en los alrededores de Nairobi, Kenya, viven 90.000 residentes y esta se encuentra entre las decenas de asentamientos informales habitados por casi dos tercios de los 4 millones de vecinos de la ciudad. Al igual que otros poblados de ingreso bajo de esta ciudad, Kayole Soweto no tiene muchos servicios de agua corriente. Isaac Ndirangu, un alumno de enseñanza secundaria de 18 años, tiene la responsabilidad de ir a buscar agua porque es el hermano mayor de una familia de cuatro miembros. “Durante los periodos de extrema escasez de agua, debo caminar hasta un suburbio cercano a 2 kilómetros de distancia para comprar agua. Un contenedor de 20 litros cuesta 50 chelines kenianos (US$60 centavos)”,  explica Isaac. A comienzos de 2012, el Gobierno de Kenya recibió un  crédito adicional por US$300 millones de la AIF para aumentar el acceso a servicios de agua y saneamiento en pueblos y ciudades de rápido crecimiento, entre ellas Nairobi. Un programa social de conexiones introducido por el Programa de Agua y Saneamiento del Banco Mundial permite ahora que la familia de Isaac obtenga agua corriente de la red durante todo el año desde una llave en la misma calle donde está su hogar.