Contactos en la oficina del país
Washington, DC

Robert Bisset
rbisset@worldbank.org

Esta página en:

Financiamiento climático: Panorama general

El mercado del carbono ha demostrado ser una herramienta eficaz para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y transferir recursos financieros y tecnologías no contaminantes al mundo en desarrollo.

En un principio, el Banco fue el catalizador de este mercado mundial, al crear, en 1999, el Fondo Tipo para Reducir las Emisiones de Carbono. En la actualidad, la institución es el fideicomisario de 15 iniciativas en esta área. Los primeros 10 fondos y mecanismos creados con el objetivo de que sus participantes rebajaran sus emisiones, conforme a sus compromisos con el primer periodo del Protocolo de Kyoto, se capitalizaron en US$2.200 millones.

La institución ha generado cinco instrumentos para dar continuidad al financiamiento del carbono, que apuntan a ampliar la reducción de las emisiones, centrarse en la preparación de iniciativas basadas en el mercado, acceder a energía en los países menos desarrollados y bajar las emisiones provenientes de la deforestación y la degradación forestal.

El mercado para transacciones internacionales de carbono basadas en proyectos permanece bajo, puesto que la demanda residual de activos de carbono para después de 2012 se mantuvo contenida.

Entre tanto, se están desarrollando nuevas iniciativas locales y regionales, las que en conjunto tienen el potencial para superar los desafíos que surgen habitualmente en las negociaciones sobre cambio climático. En 2011, Australia, California y Quebec aprobaron nuevos sistemas de límites máximos y comercio de emisiones de carbono, mientras que la República de Corea y México decretaron amplias leyes sobre cambio climático en 2012.

En 2012, el Gobierno de Australia y la Comisión Europea anunciaron su intención de vincular sus respectivos sistemas de comercio de emisiones antes de julio de 2018. Este importante avance puede dar pie a una mayor integración del mercado, en que podrían estar incluidos China, la República de Corea y América del Norte, entre otros.

Última actualización: Sep 25, 2013

Ayudar a los países prestatarios a fortalecer mecanismos de preparación y futuras iniciativas piloto

La institución participa activamente en el futuro desarrollo del mercado del carbono y de nuevos mecanismos basados en el desempeño para respaldar una aceleración de las medidas de mitigación en los países prestatarios. Con este fin, está administrando una serie de fondos fiduciarios dedicados a mejorar la capacidad de las naciones en desarrollo para considerar el uso de instrumentos de mercado u otros basados en el desempeño en nuevas actividades económicas. Estos fondos, cuyo valor combinado llega a cerca de US$350 millones, se han establecido como una asociación entre naciones en desarrollo y desarrolladas. Gracias a estas herramientas, el Banco Mundial proporciona a la comunidad internacional una valiosa plataforma de trabajo técnico sobre nuevos instrumentos de mercado.

Para más información sobre los avances en el financiamiento del carbono en el Banco Mundial, consulte: “Diez años de experiencia en el financiamiento del carbono - Percepciones del trabajo con los mercados del carbono para el desarrollo y la mitigación de los gases de efecto invernadero a nivel mundial”. (i) 

Adoptar una visión a mayor escala y a largo plazo

El Banco Mundial asumió el liderazgo en los mercados del carbono de nueva generación para el periodo posterior a 2012, mediante el desarrollo de nuevos instrumentos basados en el desempeño que van más allá de los fondos y mecanismos iniciales. En 2008, creó el Fondo para Reducir las Emisiones de Carbono Mediante la Protección de los Bosques (FCPF, por sus siglas en inglés) (i) cuyo propósito es bajar las emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+) y el Fondo de Asociación para la Reducción de las Emisiones de Carbono (CPF, por sus siglas en inglés), (i) que apunta a aumentar el uso de los bonos de carbono para agilizar las actividades de mitigación. Ambos constituyen una asociación única entre varios interesados y tienen como objetivo ampliar, profundizar y extender la duración de los bonos de carbono, transformándose en instrumentos clave para cambiar la trayectoria de las emisiones a nivel mundial.

En 2010, el Banco puso en marcha una nueva alianza, la Partnership for Market Readiness (PMR), con el fin de respaldar iniciativas basadas en el mercado para bajar las emisiones de GEI en los países en desarrollo. Entre estas, se incluyen mecanismos nacionales de comercio de emisiones y de financiamiento. También se centran en ayudar a los países a identificar y fortalecer su capacidad para poner en marcha dichos instrumentos. En el caso de los países más avanzados, el PMR apoya iniciativas piloto de instrumentos de mercado y facilita el intercambio de enseñanzas aprendidas.

En diciembre de 2011 y en el marco de la decimoséptima Conferencia de las Partes (COP17) en Durban, se lanzaron dos nuevas iniciativas para aprovechar los mercados del carbono después de 2012: el tercer tramo del Fondo del Biocarbono (BioCF T3) (i) y la Iniciativa del Carbono para el Desarrollo (Ci-Dev). (i) Estos mecanismos canalizarán fondos a proyectos en sectores esenciales para la población más pobre del mundo. Con el apoyo de recursos públicos y privados, se ejecutarán programas y proyectos en las áreas de acceso a energía, eficiencia energética, uso de combustibles no contaminantes para cocinar, reforestación, agricultura con un enfoque acertado en relación con el clima, gestión de desechos, entre otras.

Última actualización: Sep 25, 2013
  • Los 162 proyectos que apoya la Unidad de Financiamiento del Carbono para reducir alrededor de 275,6 millones de toneladas métricas equivalentes de CO2 se desarrollan en diversos sectores, como eficiencia energética, energías renovables y reforestación. Por ejemplo, en Nepal, gran parte de la energía proviene de fuentes alternativas con bajas emisiones de carbono: el financiamiento del carbono está ayudando a 60.000 hogares a utilizar biogás proveniente de desechos animales como combustible para cocinar.
  • Asimismo, en el marco del trabajo de la Unidad de Financiamiento del Carbono en el área de paisajes, se han regenerado alrededor de 125.000 hectáreas de tierras degradadas mediante actividades agrícolas y silvícolas sostenibles y se ha protegido la biodiversidad de 430.000 hectáreas de bosque primario en 15 países y cinco regiones.
  • Este año, la Unidad de Financiamiento del Carbono del Banco Mundial alcanzó un nuevo hito al registrar el proyecto número 100 en el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). De igual manera, el Proyecto de Calefacción para el Distrito Yingjouy EDZ (i) en China, registrado como proyecto MDL el 19 de julio, podría generar más de 400.000 créditos de carbono al año, lo que representa una disminución de una cantidad equivalente de toneladas de CO2.
  • Además, gracias al Fondo de Preparación del FCPF, 36 países en desarrollo están recibiendo asistencia técnica y donaciones para formular estrategias de preservación de los recursos forestales. El Fondo del Carbono del FCPF también trabaja en el desarrollo de un sistema innovador de pagos basados en el desempeño en unos cinco países que han conseguido reducir sus emisiones por medio de la conservación de sus bosques.

Para saber más sobre los fondos y mecanismos de financiamiento del carbono que administra el Banco Mundial, haga clic aquí. (i)

Última actualización: Sep 25, 2013

EL GRUPO DEL BANCO MUNDIAL

Encuentre aquí lo que otras entidades del Grupo del Banco Mundial está haciendo en financiamiento del carbono.