Panorama general

  • Más de la mitad de la población mundial manifiesta su desconfianza en las instituciones gubernamentales. (i) Recientes encuestas realizadas por el Grupo Banco Mundial a líderes de opinión de sus países clientes confirman que mejorar el modo de gobernar es una de las principales prioridades (i) en materia de políticas en los países.

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno brinda apoyo a los países prestatarios para crear instituciones competentes, eficientes, abiertas, inclusivas y responsables. Se trata de un aspecto fundamental para impulsar el crecimiento sostenido y un tema central en los objetivos del Grupo Banco Mundial de poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida. Los países que cuentan con instituciones sólidas prosperan gracias a que son capaces de generar un entorno que favorece el desarrollo del sector privado, la reducción de la pobreza, la prestación de servicios valiosos y la confianza de los ciudadanos, una relación de confianza que se establece cuando las personas participan en el proceso de toma de decisiones del Gobierno y saben que sus opiniones son escuchadas.

    Gobernanza e instituciones: tema especial de la AIF-18

    Fortalecer las instituciones y mejorar la gobernanza son dos objetivos particularmente importantes para los países más vulnerables que integran la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los más pobres. (i) Estos países enfrentan diversos problemas que surgen de ineficiencias institucionales sistémicas históricas. Una mejor gobernanza prepara a los países de la AIF para crear vías y oportunidades de participación ciudadana, y ayuda a establecer y mantener la confianza entre el Estado y los ciudadanos. La reducción de la pobreza y la promoción de la prosperidad compartida se basan en instituciones que son eficientes no solo resolviendo los problemas del pasado sino también respondiendo a las necesidades cambiantes de los ciudadanos a quienes prestan servicios. Esto implica fortalecer sistemas públicos fundamentales para canalizar recursos hacia el 40 % más pobre de la población y desarrollar un sector público sustentado en la transparencia y la participación ciudadana. Las respuestas del Banco Mundial a estos desafíos se encuentran en los 12 compromisos en materia de políticas del tema especial Gobernanza e instituciones incluido en la decimoctava reposición de recursos de la AIF. (i)

    El Informe sobre el desarrollo mundial 2017 aborda la función de la gobernanza y las leyes (i) en el progreso económico de los países. En este emblemático documento se analizan las bases institucionales de un Estado eficiente, y dos conjuntos de cuestiones que enfrenta la comunidad del desarrollo: i) ¿por qué las buenas políticas suelen ser ineficaces? y ii) la persistencia de diferencias entre las reformas de gobernanza previstas y la realidad en terreno.

    Última actualización: Abr 11, 2017

  • Sobre la base del poder de convocatoria y el conocimiento multidisciplinario del Grupo Banco Mundial, el Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno proporciona financiamiento, liderazgo intelectual y un conjunto de conocimientos técnicos mundiales para ayudar a los países a desarrollar reformas prácticas que aborden estos complejos desafíos en materia de gobernanza. Las prioridades estratégicas actuales para ayudar a fortalecer el buen gobierno en los países son:

    Mejorar la gestión de las finanzas públicas

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno ayuda a los países a diseñar políticas e implementar procedimientos para mejorar la recaudación de ingresos y la administración y el uso eficiente de los recursos. Esto incluye: aumento de financiamiento y asesoría sobre cómo mejorar la movilización de recursos internos y reformas tributarias a través del Equipo a cargo de Cuestiones Internacionales de Tributación; mejor gestión de las finanzas y el gasto público en estrecha colaboración con el Departamento de Prácticas Mundiales de Reducción de la Pobreza y el Departamento de Prácticas Mundiales de Macroeconomía y Gestión Fiscal, así como el nuevo Marco de Adquisiciones, dado a conocer el 1 de julio de 2016, (i) para mejorar la capacidad de los clientes, aumentar el valor de las inversiones, y continuar fortaleciendo la responsabilidad financiera de las instituciones, los organismos de auditoría y supervisión, y las entidades reguladoras.

    Fortalecer el desempeño del sector público

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno ayuda a los países a mejorar el desempeño de los empleados públicos en todos los sectores; fortalecer la capacidad y la calidad de la administración pública; mejorar el desempeño y la transparencia de las empresas estatales como proveedores cruciales de bienes públicos; fortalecer los sistemas de control del sector público; aumentar la eficacia de las instituciones fiscalizadoras superiores y que se ocupan de la rendición de cuentas y el poder judicial, y fortalecer la capacidad del núcleo del gobierno o unidades de implementación y de coordinación de políticas.

    Mejorar la rendición de cuentas en la prestación de servicios

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno apoya a los países para que puedan enfrentar los cuellos de botella existentes en las cadenas de prestación de servicios del sector público. Esto incluye: dar asistencia para crear mecanismos de consultas ciudadanas sobre la prestación de servicios; aumentar la responsabilidad financiera y el uso más eficiente de los recursos en sectores clave, y respaldar sistemas de adquisiciones transparentes y eficaces que promuevan una gobernanza abierta, inclusiva y responsable.

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno ayuda a los países a reforzar la labor que busca garantizar un Gobierno más abierto e inclusivo, aumentar la participación ciudadana y ayudar a controlar la corrupción, de modo que puedan usar sus recursos humanos y financieros de manera más eficiente, atraer más inversión extranjera y nacional, crecer con mayor rapidez y abordar la rendición de cuentas financieras del sector público para mejorar el desempeño institucional.

    Esto incluye: apoyar a los Gobiernos para que desarrollen capacidad de respuesta ante las demandas ciudadanas y respaldar los compromisos de la Alianza para el Gobierno Abierto, (i) entre ellos las contrataciones abiertas; (i) aumentar las vías para mejorar la participación ciudadana mediante la consulta de la opinión de los beneficiarios en los proyectos financiados por el Banco Mundial, y brindar apoyo a plataformas como la Alianza Mundial para una Mayor Responsabilidad Social. (i)

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno tiene una cartera de préstamos que incluye 89 proyectos por un monto aproximado de USD 10 000 millones, además de varias actividades de asesoría y donaciones. Se llevan a cabo otros 50 proyectos adicionales en colaboración con otras Prácticas Mundiales. En más del 20 % de la cartera activa del Banco Mundial se han incorporado componentes relacionados con la gobernanza. El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno ofrece apoyo fiduciario a más de 2000 proyectos de la cartera del Banco Mundial, y mantiene una de las mayores carteras de servicios de asesoría reembolsables. Además, junto con el Departamento de Prácticas Mundiales de Desarrollo Social, Urbano y Rural, y Resiliencia dirige la implementación del marco estratégico para incorporar la participación ciudadana en las operaciones del Grupo Banco Mundial, (i) con el objetivo de que para 2018 se pueda recoger la opinión de los beneficiarios en el 100 % de los proyectos de inversión financiados por el Banco Mundial.

    Última actualización: Abr 11, 2017

  • Armenia: la modernización de la administración fiscal (i) ayuda al Gobierno a aumentar la recaudación fiscal y así superar algunas de las deudas en las que incurrió durante la crisis financiera y la recesión posterior. Hasta ahora, se han capacitado 35 000 inspectores fiscales, cerca del 96 % de los servicios tributarios se proporcionan de manera electrónica, y el monto de impuestos recaudados ha aumentado hasta en un 38 %.

    Bangladesh: mejora de las adquisiciones públicas. (i) Un nuevo centro de datos sobre adquisiciones permitirá almacenar información de 8,6 millones de ofertas y unos 325 000 licitantes registrados. Con el financiamiento se seguirá apoyando la capacitación y la certificación profesional en adquisiciones públicas. El proyecto ha ayudado a 89 funcionarios a obtener la condición de miembro y diplomas profesionales en el Chartered Institute of Procurement & Supply de Gran Bretaña, mientras que otros 84 funcionarios realizaron maestrías en adquisiciones. Además, facilitó la capacitación en adquisiciones públicas de unos 2700 participantes, asegurando que más del 85 % de los cuatro organismos más importantes en este ámbito tenga al menos un funcionario capacitado en la materia.

    Colombia: mejora de la capacidad fiscal para promover la prosperidad compartida. (i) Colombia es uno de los países que presenta mayor inequidad en el mundo, y el Gobierno ha estado trabajando con el Grupo Banco Mundial para abordar la alta desigualdad en materia de ingresos mediante diversos canales, entre ellos el sistema de transferencia impositiva. En diciembre de 2012, Colombia aprobó una reforma tributaria integral, que incluyó cambios en los impuestos sobre la renta aumentando los tributos para el 0,4 % de quienes obtienen mayores ingresos.

    Tanzanía: fortalecimiento del Gobierno abierto y la gestión de las finanzas públicas. (i) Pese al sólido crecimiento económico de Tanzanía en los últimos 10 años, tanto la satisfacción de los ciudadanos con respecto a los servicios públicos como la confianza en las instituciones públicas se habían deteriorado. El Gobierno se dio cuenta que el enfoque habitual no sería suficiente y se incorporó a la Alianza para el Gobierno Abierto (i) con el fin de promover una mayor transparencia y participación ciudadana. También adoptó un nuevo modelo de prestación de servicios centrado en los resultados, al cual denominó “Big Results Now!” (BRN) o ¡Grandes resultados ahora! De esta manera puso énfasis principalmente en los resultados, determinando que los aspectos centrales de la implementación son la rendición de cuentas y la gestión del desempeño. BRN se concentra en ocho sectores prioritarios, entre ellos educación, salud y agua rural, y proporcionará USD 12 millones en tres años para ayudar en: i) la generación de datos gubernamentales de libre acceso en salud, educación y agua, mejorando la accesibilidad y la posibilidad de reutilizar dicha información, y ii) el desarrollo y el uso de tableros del desempeño de servicios en los sectores de salud, educación y agua, desarrollados por la iniciativa de Datos de libre acceso.

    Pakistán: consultar la opinión ciudadana sobre el modelo de servicios del Gobierno (i) busca combatir la corrupción a pequeña escala, comunicar las respuestas del Estado y evaluar la calidad de la prestación de servicios solicitando en forma anticipada la opinión de los ciudadanos que han recibido un servicio determinado. A través de este sistema, que se basa en un centro de llamados a terceros para enviar mensajes de texto y llamar por teléfono a todos los ciudadanos que visitan una instalación gubernamental, ya se ha llegado a 3,3 millones de personas. El programa ha recibido USD 1,1 millones en asistencia técnica y un préstamo de USD 50 millones del Programa por Resultados.

     

    Última actualización: Abr 11, 2017

Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

Ciudad de Washington
Julia Oliver
joliver@worldbankgroup.org