Panorama general

  • Vivimos en un mundo que está cambiando con rapidez, en el que aumentan las situaciones de fragilidad, los flujos migratorios, las presiones sobre los recursos y las necesidades de servicios más complejos. Todo esto se ve intensificado por un espacio cívico en evolución y medios sociales muy dinámicos. La capacidad de los Gobiernos para responder a los desafíos en materia de gestión se encuentra al límite en un contexto en el que las expectativas de los ciudadanos siguen creciendo, lo que deriva en un nivel cada vez mayor de desconfianza.

    Las últimas encuestas a líderes de opinión realizadas por el Grupo Banco Mundial en los países clientes confirman que la gestión de gobierno se encuentra entre las principales prioridades de políticas.

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno brinda apoyo a los países clientes ayudándolos a crear instituciones competentes, eficientes, abiertas, inclusivas y responsables. Esto es fundamental para el crecimiento sostenible y constituye el eje central de los objetivos del Grupo Banco Mundial de poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida. Los países que cuentan con instituciones sólidas prosperan creando un entorno que facilita el crecimiento del sector privado, reduce la pobreza, permite prestar servicios valiosos y ganarse la confianza de los ciudadanos, una relación de confianza que se genera cuando las personas pueden participar en el proceso decisorio del Gobierno y saben que su opinión cuenta.

    Última actualización: Sep 27, 2018

  • Sobre la base del poder de convocatoria y la experiencia multidisciplinaria del Grupo Banco Mundial, el Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno proporciona financiamiento, liderazgo intelectual y un gran acervo de experiencia para ayudar a los países a preparar reformas que aborden los complejos desafíos en materia de gestión. Las prioridades estratégicas actuales se centran en cinco esferas principales:

    1)      Fortalecer los procesos de formulación de políticas públicas:

    Muchos Gobiernos adoptan políticas acertadas, pero a menudo se enfrentan con deficiencias de implementación que dificultan el logro de los resultados previstos. El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno ayuda a los países a fortalecer la coordinación y la cooperación dentro del Poder Ejecutivo, a través de todos los poderes del Estado y con el sector privado y los ciudadanos para ayudar a reducir las fallas en la implementación. La labor en esas esferas incluye apoyo para entidades de gobierno eficaces, descentralización, adquisiciones, entidades fiscalizadoras superiores y reformas judiciales.

    2)      Promover una gestión eficaz de los recursos:

    Debido a las constantes presiones fiscales, hoy es más importante que nunca armonizar los recursos financieros y humanos. Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es fundamental optimizar el uso de los recursos, ya sea en la forma de infraestructura física o de financiamiento para el desarrollo del capital humano que resulta imprescindible para mejorar la salud, las habilidades, los conocimientos y la productividad de la población. Sin embargo, los países que más necesitan ingresos suelen enfrentar los desafíos más acuciantes a la hora de recaudar impuestos, así como deficiencias en la administración y ejecución presupuestaria. Para respaldar la capacidad de un Gobierno de prestar servicios y crear el espacio fiscal necesario para lograr un crecimiento inclusivo, es imprescindible contar con una base tributaria sólida, una administración fiscal justa y eficiente, un sistema eficiente de preparación y ejecución del presupuesto, y una administración pública idónea.

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno despliega y aprovecha sus conocimientos técnicos para ayudar a los países a movilizar los recursos internos con mayor eficacia, por ejemplo, fortaleciendo los sistemas tributarios y mejorando la manera en que se administra y se gasta el dinero público. Asimismo, asesora a los Gobiernos sobre cuestiones de gestión presupuestaria y financiera en las etapas iniciales y avanzadas, y sobre la reforma de la administración pública. La apertura y la transparencia son elementos clave para mejorar la rendición de cuentas. La labor en los ámbitos de la tecnología de la información, las adquisiciones electrónicas, el análisis de datos y la biometría está transformando la capacidad de los Gobiernos para gestionar los recursos de manera eficaz.

    3)      Reforzar la prestación de servicios públicos:

    Mejorar la gestión de gobierno es fundamental para una prestación de servicios justa y confiable. El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno colabora con colegas de distintos sectores para identificar y mitigar los obstáculos críticos relacionados con la gestión en la prestación de servicios. En consonancia con la misión del Banco Mundial de ayudar a los países a invertir en su gente como parte del Proyecto de Capital Humano, colabora activamente en esfuerzos destinados a mejorar la prestación de servicios en los sectores de agua, salud y educación. Asimismo, pone especial atención donde se producen fallas en la prestación de servicios, identificando y rectificando los obstáculos que afectan la presupuestación, las adquisiciones, la capacidad institucional, la apertura, la transparencia y la participación ciudadana a fin de garantizar que los servicios lleguen a los más pobres y marginados. Uno de los elementos más importantes en este ámbito son los macrodatos, que permiten analizar la participación y los comentarios de los ciudadanos, y ayudan a los Gobiernos a entender cómo pueden responder mejor y de manera más oportuna a las necesidades de la población.

    4)      Fortalecer la interrelación entre los sectores público y privado:

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno se centra en la interrelación fundamental entre los sectores público y privado, identificando los riesgos del sector público que pueden impedir el ingreso de inversionistas a un país. Con sistemas de gestión de la inversión pública más eficientes, mayor transparencia y una gestión más adecuada de las empresas estatales, un sólido marco regulatorio, y procesos de adquisición libres de captura política, colusión y corrupción se puede respaldar un marco institucional que permita al sector privado subsanar el déficit de infraestructura. Estos esfuerzos contribuyen a los esfuerzos del Banco por maximizar el financiamiento para el desarrollo, respaldando un marco que fortalecerá la confianza del sector privado y ayudará a promover las inversiones de dicho sector.

    5)      Comprender los factores subyacentes y los facilitadores de políticas eficaces:

    El buen diseño de políticas en sí mismo no siempre resulta suficiente para la implementación eficaz de las políticas. El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno también trabaja con contrapartes regionales para identificar y comprender los factores subyacentes de la implementación eficaz de las políticas. A partir del marco establecido en el Informe sobre el desarrollo mundial 2017: La gobernanza y las leyes, (i) trabaja con equipos a cargo de los países para comprender de qué manera la exclusión, la captura política, el clientelismo y la corrupción afectan el diseño y la implementación de las políticas. Los factores que determinan las políticas pueden relacionarse con las asimetrías de poder, la apertura, la transparencia y la participación ciudadana, que se basan en elementos como la confianza y la cohesión social, así como la captura política y la exclusión. Los cambios que experimentan las normas y estándares con respecto a las preferencias en materia de gestión de gobierno y de políticas también pueden desempeñar un papel importante.

    El Banco sigue identificando de qué manera estas fuerzas influyen en la eficacia con que se implementan las políticas y en la corrupción. Los avances en las tecnologías y la gestión de la información crean el potencial para generar un impacto transformador mediante la generación, el intercambio y el análisis de información en pos de una mejor gestión de gobierno.

    La gobernanza es fundamental para la AIF-18

    El tema especial Gobernanza e instituciones  incluido en la decimoctava reposición de recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF-18) destaca la importancia de la gobernanza para lograr resultados de desarrollo sobre el terreno. Se espera que los compromisos de la AIF-18 permitan catalizar el cambio, respaldado por medidas normativas específicas y cuantificables.

    La necesidad de contar con instituciones sólidas y una mejor gestión de gobierno constituye un aspecto especialmente crucial para los países más vulnerables del mundo que necesitan los recursos en condiciones concesionarias que brinda la AIF, el fondo del Banco Mundial para los países más pobres. Estos países enfrentan diversos problemas profundamente arraigados en deficiencias institucionales sistémicas e históricas. Una implementación de las políticas más eficaz, una gestión de los recursos más adecuada, una mejor prestación de servicios, la apertura y la transparencia proporcionan a los países de la AIF las herramientas para crear oportunidades de participación ciudadana, y ayudan a establecer y mantener la confianza entre el Estado y la ciudadanía. La reducción de la pobreza y la promoción de la prosperidad compartida depende de instituciones eficaces no solo en la solución de problemas pasados, sino también en la respuesta a necesidades cambiantes de los ciudadanos a quienes prestan servicios. La respuesta del Banco Mundial a estos desafíos se plasma en los 12 compromisos de políticas incluidos en el tema especial Gobernanza e instituciones de la AIF-18. (i)

    Cartera actual

    El Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno tiene una cartera de préstamos que incluye 86 proyectos por un valor total de más de USD 10 000 millones, junto con una cartera diversa de servicios de asesoría y donaciones. Asimismo, colabora con otras prácticas mundiales en más de 50 proyectos, y más del 30 % de la cartera activa del Banco incluye componentes relativos a la gestión de gobierno. Junto con el Departamento de Prácticas Mundiales de Desarrollo Social, Urbano y Rural, y Resiliencia dirige la implementación del marco estratégico para incorporar la participación ciudadana en las operaciones del Grupo Banco Mundial. (i)

    En el ejercicio de 2018, el Departamento de Prácticas Mundiales de Buen Gobierno ejecutó 21 proyectos por un valor total de USD 1800 millones y brindó servicios de análisis y asesoría en 162 instancias concretas. Proporcionó supervisión fiduciaria (gestión financiera y adquisiciones) en todas las operaciones del Banco, y más del 40 % de las acciones previas en el financiamiento para políticas de desarrollo estuvo relacionado con la gestión de gobierno. En el ejercicio de 2019, existen 21 proyectos en tramitación que suman compromisos por un total de USD 1150 millones.

    Última actualización: Sep 27, 2018

  • Armenia: Modernización de la administración tributaria (i)

    El Banco Mundial ayuda al Gobierno armenio a reformar su sistema de administración tributaria para ampliar la base fiscal y mejorar el clima de negocios a través de procedimientos más eficientes que reduzcan los costos para los contribuyentes. Hasta ahora, 35 000 inspectores fiscales han recibido capacitación, alrededor del 96 % de los servicios tributarios se proporciona de manera electrónica y la recaudación de impuestos ha aumentado un 38 %.

    Bangladesh: Mejora de las adquisiciones públicas (i)

    La reforma de las adquisiciones públicas es una de las herramientas más eficaces para tener un sector público sostenible. Se trata de un aspecto central para transformar las políticas públicas en resultados concretos para los ciudadanos en la forma de servicios públicos esenciales. El Banco Mundial ayuda a Bangladesh en este ámbito financiando un sistema de adquisiciones públicas por vía electrónica que ha mejorado la competitividad, la transparencia y la rendición de cuentas en todo el proceso. Con este nuevo sistema, Bangladesh ahorra USD 90 millones al año en adquisiciones públicas, lo que equivale a la construcción de 2000 escuelas primarias o 1000 kilómetros de caminos rurales.

    Brasil: Anticorrupción y participación ciudadana (i)

    Mediante una prueba de análisis de datos realizada en el estado de Ceará, en el nordeste de Brasil, se exploró de qué manera se pueden utilizar encuestas móviles y técnicas científicas para identificar patrones sospechosos de interacción entre los proveedores de servicios públicos y los usuarios. En el primer experimento, se combinaron los comentarios aportados por los pacientes a través de teléfonos celulares con datos administrativos de servicios hospitalarios. En el segundo, se investigó de qué forma se podían utilizar datos administrativos y de encuestas para detectar anormalidades en el proceso de entrega de licencias ambientales. Si bien los datos sobre sobornos recopilados a través de celulares arrojaron resultados inconclusos, los datos administrativos se utilizaron eficazmente para identificar señales de alerta de corrupción.

    República Centroafricana: Respuesta de emergencia para los servicios públicos (i)

    La República Centroafricana es uno de los países más pobres y frágiles del mundo. El conflicto por el que se vio afectado recientemente terminó por destruir su ya débil economía y generó una crisis. (i) El pago de los sueldos de los empleados públicos se suspendió durante la mayor parte de 2013, lo que perjudicó seriamente la prestación de servicios. El Banco Mundial ayudó a restablecer el sistema de nómina contribuyendo con el pago de seis meses de salario a un total de 17 421 funcionarios públicos y empleados estatales elegibles. En la actualidad, más del 80 % de los funcionarios públicos ha regresado a sus trabajos, no se adeudan sueldos y el sistema de nómina del Gobierno está funcionando.

    Iraq: Modernización de las adquisiciones públicas (i)

    El Banco Mundial apoyó al Gobierno regional del Kurdistán iraquí para lograr su objetivo de contar con un sistema de adquisiciones públicas moderno y eficaz. Con tal fin, proporcionó servicios de asesoría para revisar, consolidar y modernizar el marco jurídico de las adquisiciones públicas; elaborar documentos de licitación estándares que se alineen con el marco jurídico del Gobierno; fortalecer la capacidad de supervisión del Ministerio de Planificación de los procesos de adquisiciones y la formulación de políticas, y crear un mapa de ruta para desarrollar un sistema de información y un portal único de adquisiciones.

    Balcanes Occidentales: Informes financieros y pequeñas y medianas empresas (i)

    Mejorar la gestión y la transparencia financiera entre las pequeñas y medianas empresas (pymes) es positivo para los negocios y el crecimiento. En los Balcanes Occidentales, las pymes no pueden acceder fácilmente a financiamiento, debido en gran parte a que los bancos tienen temor de la falta de conocimiento de dichas empresas en materias como gestión de efectivo, planificación comercial, gestión de riesgos y planificación de la sucesión. Un nuevo programa regional financiado por la Unión Europea e implementado por el Banco Mundial proporciona análisis y asesoría a los países de los Balcanes Occidentales para ayudarlos a reformar sus procesos de presentación de informes financieros. En el marco del proyecto se aprovecha la capacidad de los profesionales de la contabilidad para ayudar a las pequeñas empresas a desarrollar estándares, instituciones y prácticas que les permitan presentar información financiera fiable y pertinente a los bancos y los inversionistas.

    Islas Salomón: Gestión comunitaria y acceso a la justicia (i)

    El Banco Mundial apoya el Proyecto de Gestión de Reclamos y Gobernanza Comunitaria que ayuda a las comunidades a fortalecer la justicia y la gestión interna y mejora la eficacia de los vínculos entre las comunidades y el Gobierno. Mediante la contratación y la capacitación de funcionarios comunitarios que se desempeñan en las administraciones provinciales, el proyecto facilita el acceso a la justicia de las comunidades afectadas por la extracción de recursos naturales. También ayuda a mejorar la cohesión y la estabilidad social y promueve interacciones más efectivas entre los ciudadanos y las autoridades provinciales y nacionales, incluida la policía.

    Última actualización: Sep 27, 2018

Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

Ciudad de Washington
Julia Oliver
joliver@worldbankgroup.org