• A nivel mundial, 2400 millones de personas carecen de acceso a servicios de saneamiento mejorados y, de esa cifra, cerca de 1000 millones de habitantes practican la defecación al aire libre. Pese a los avances importantes logrados hasta la fecha —desde 1990 unos 2100 millones de personas han logrado tener acceso a retretes o letrinas— el saneamiento fue uno de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) que estuvo muy lejos de alcanzarse en el mundo. Solo el 68 % de la población mundial tiene acceso a saneamiento mejorado, y el 70 % de los habitantes de África al sur del Sahara y el 53 % de Asia meridional no cuentan con estos servicios. El mundo no pudo cumplir la meta de los ODM en materia de saneamiento, lo cual afectó a 700 millones de personas.

    El saneamiento constituye la base de muchos otros desafíos de desarrollo, ya que las deficiencias en este ámbito tienen impactos en la salud pública, la educación y el medio ambiente. Cerca de 1000 niños menores de 5 años mueren diariamente a raíz de diarreas causadas por servicios de agua, saneamiento e higiene inadecuados. Sin instalaciones de saneamiento adecuadas, es más probable que las niñas abandonen la escuela o sean vulnerables a ataques mientras buscan un lugar privado para hacer sus necesidades. Análisis recientes indican que poner fin a la práctica de defecar al aire libre puede salvar la vida de los niños al disminuir el contagio de enfermedades, el retraso del crecimiento y la desnutrición, todos factores importantes para el desarrollo cognitivo infantil y la productividad económica futura.

    La falta de saneamiento también frena el crecimiento económico. Los servicios de saneamiento deficientes pueden tener un costo de miles de millones (i) para algunos países. Este monto equivale anualmente a 6,3 % del PIB en Bangladesh; 6,4 % en India; 7,2 % en Camboya; 2,4% en Níger, y 3,9% en Pakistán. Las pérdidas económicas son impulsadas principalmente por las muertes prematuras, el costo de los tratamientos de salud, y el tiempo y la productividad que se pierden en la búsqueda de atención médica e instalaciones de saneamiento. La contaminación derivada de la eliminación y el tratamiento inadecuados de aguas residuales y materia fecal de las viviendas también afecta los recursos y los ecosistemas hídricos. Al mismo tiempo, las aguas residuales y la materia fecal pueden proporcionar recursos valiosos (agua, nutrientes y energía) y oportunidades económicas, en especial en zonas urbanas y en lugares donde hay escasez de agua.

  • El Grupo Banco Mundial (GBM) ha abordado temas relacionados con el agua y el saneamiento a nivel global, proporcionando financiamiento a gran escala y asistencia técnica a los países. Con el fin de satisfacer la creciente demanda de financiamiento para inversiones impulsada por los mejores conocimientos disponibles, el GBM creó en 2014 el Departamento de Prácticas Mundiales de Agua, que realiza actividades de financiamiento, implementación de proyectos y generación de conocimientos en una sola plataforma.

    El saneamiento, dado sus impactos en numerosos aspectos del desarrollo humano y económico, será uno de los factores fundamentales para poner fin a la pobreza extrema en 2030. El Grupo Banco Mundial ha asumido el compromiso de aplicar enfoques innovadores para responder a los desafíos en materia de saneamiento, tales como eliminar la práctica de la defecación al aire libre, mejorar la prestación de servicios y cerrar el ciclo entre el acceso a instalaciones de saneamiento y la gestión sostenible de la eliminación de aguas residuales y materia fecal. En la actualidad, los servicios de saneamiento representan casi la mitad de la cartera de préstamos para abastecimiento de agua y saneamiento, y una gran proporción de la asistencia técnica no crediticia y las actividades de desarrollo de conocimientos.

    En el pasado año, un cambio importante fue el aumento considerable del componente de saneamiento en la cartera de proyectos de abastecimiento de agua y saneamiento, debido principalmente a la influencia considerable de la participación a largo plazo en esta área del Programa de Agua y Saneamiento del GBM, en particular en el subsector de saneamiento rural. A través de actividades de promoción, enfoques innovadores y diálogo sobre políticas, las intervenciones del WSP están generando ahora un impacto a escala en proyectos de gran tamaño en las áreas de saneamiento rural y urbano en India, Viet Nam, Egipto, Mozambique, Tanzanía, Etiopía y Ghana.

    El Grupo Banco Mundial reconoce la necesidad de que los centros urbanos prioricen la inversión en diversas alternativas de saneamiento para hacer frente a los crecientes desafíos de la rápida urbanización. Además del acceso a instalaciones, se realizan importantes esfuerzos para mejorar la gestión de las aguas residuales y materia fecal y reducir así al mínimo la contaminación del agua y otros daños ambientales. Por otro lado, las zonas rurales requieren diferentes tipos de inversión, tales como iniciativas sobre cambios conductuales que aumenten la demanda de un mejor saneamiento y fomenten la higiene entre los más pobres.

    Otro principio de la estrategia de ampliación del acceso a saneamiento es el reconocimiento de que la participación del sector privado es fundamental para satisfacer las necesidades de todos los ciudadanos. Con el fin de acelerar el acceso para 2400 millones de personas, los Gobiernos deben aprovechar la capacidad profesional y la inversión del sector privado. Mediante la asociación con el sector privado se puede aprovechar la capacidad de este de crear productos asequibles y atractivos para los hogares más pobres, fortalecer las cadenas de distribución y suministro, y aplicar mejores prácticas comerciales y sociales para cambiar conductas, una consideración especialmente importante en materia de saneamiento. También se recurre a la participación del sector privado en la recolección y la eliminación adecuada de aguas residuales y material fecal.

  • Mediante la combinación de conocimientos mundiales con inversiones en los países, el Grupo Banco Mundial genera más oportunidades de soluciones transformadoras para ayudar a los países a crecer de forma sostenible en el siglo XXI. Estos son algunos aspectos destacados de la labor en el sector de saneamiento:

    •         En la República Democrática Popular Lao, (i) el enfoque Saneamiento Total Liderado por la Comunidad, junto con herramientas de comercialización, derivó en un aumento de 32 % del acceso a saneamiento en 266 aldeas, ocho veces más que el promedio nacional a nivel rural de 2,6 % anual entre 2014 y 2016. Con este apoyo, 113 poblados eliminaron la práctica de defecación al aire libre y casi 40 000 personas obtuvieron acceso a servicios de saneamiento.

    •         En Haití, (i) la Dirección Nacional de Agua y Saneamiento (DINEPA) dio a conocer un plan para crear conciencia e incentivar a los hogares a construir o mejorar sus propias letrinas. Como parte de esta estrategia, la DINEPA no entrega ningún tipo de subsidio directo a las familias para la compra de inodoros, sino que les proporciona servicios de consultoría para la construcción de letrinas.

    •         En India, (i) un préstamo del Banco Mundial por un monto de USD 1500 millones apoya la Misión Swachh Bharat (i) del Gobierno de India en sus esfuerzos para brindar acceso a servicios de saneamiento mejorados a los ciudadanos de las zonas rurales y eliminar así la práctica de defecación al aire libre antes de 2019. El programa fomenta la construcción de letrinas y retretes enfocándose en el cambio de conductas y estimulando la demanda.

    •         En Egipto, (i) con el Programa por Resultados de Servicios Sostenibles de Saneamiento Rural (i) por un monto de USD 550 millones se está mejorando el acceso a servicios sanitarios entre los pobres de ciudades pequeñas y se aborda, al mismo tiempo, la contaminación del río Nilo por aguas residuales no tratadas. El programa apunta a mejorar la prestación de servicios y conectar a los pobres de ciudades pequeñas y rurales a sistemas de saneamiento operativos en las provincias de Daqahliya, Sharqiya y Beheira en el Bajo Egipto.

    •         En Mozambique, a petición del Consejo Municipal de Maputo, se identificaron alternativas de saneamiento para los hogares que no están conectados al escaso sistema de alcantarillado. Este proyecto piloto dio origen a una solicitud de financiamiento del Banco Mundial para proyectos de saneamiento urbano que fomentarán soluciones sostenibles de saneamiento in situ. Se están preparando o implementando proyectos que abordan de manera similar los desafíos del saneamiento in situ a escala en Ghana, Bangladesh, Benin, Tanzanía, Indonesia y Etiopía, entre otros países.

    •         En Bangladesh, como parte de un programa de asistencia técnica más amplio, el Programa de Agua y Saneamiento (i) colabora con las principales instituciones de microfinanciamiento para desarrollar préstamos especializados en saneamiento. Estos créditos pueden ir en ayuda de numerosos hogares rurales de Bangladesh que no tienen suficiente dinero en efectivo para acceder a servicios de saneamiento mejorados, pero que pueden pagar los costos a través del tiempo. Tras el éxito inicial, la Asociación Mundial para la Ayuda en Función de los Resultados (GPOBA) (i) otorgó una donación de USD 3 millones para ampliar el programa.



Additional Resources

Bienvenidos