RESEÑA

El Grupo Banco Mundial y la educación de las adolescentes



Acceso de las adolescentes a la educación

  • El Objetivo de Desarrollo Sostenible (OSD) 4 promueve el acceso a una educación de calidad y el aprendizaje durante toda la vida para todos, y el ODS 5 consiste en lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. La educación de las adolescentes es fundamental en los países que se esfuerzan por alcanzar estos objetivos.
  • Se estima que 62 millones de niñas de todo el mundo no están escolarizadas, y la mitad de ellas son adolescentes. Dieciséis millones de niñas de entre 6 y 11 años jamás asistirán a la escuela, en comparación con 8 millones de niños.
  • El 23 % de los países de ingreso bajo han logrado la paridad de género en el nivel primario de enseñanza. En el nivel secundario, solo el 15 % de esos países han alcanzado la paridad de género.
  • Las dos regiones en desarrollo que registran el mayor número de niñas adolescentes que no asisten a la escuela son Asia meridional y África al sur del Sahara. En 2012, en Asia meridional había 12,6 millones de niñas en edad de asistir al primer ciclo de educación secundaria que no iban a la escuela; en África al sur del Sahara, esa cifra era de 11,8 millones. 
  • Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, en el período de 2011-20, más de 140 millones de niñas se habrán convertido en esposas. Muchas de ellas abandonarán los estudios.
  • Un análisis que llevan a cabo actualmente el Grupo Banco Mundial (GBM) y el Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer acerca de los costos del matrimonio en la niñez revela que el matrimonio infantil tiene consecuencias negativas muy graves en la fecundidad, la educación y los ingresos, así como en la salud infantil, entre otras.
  • En América Latina, donde la participación de las mujeres en el mercado de trabajo aumentó 15 % en tan solo una década, la tasa de pobreza disminuyó un 30 %.

El compromiso del Grupo Banco Mundial con la educación de las adolescentes

  • Educar a las adolescentes tiene amplios beneficios para las familias, las sociedades y las economías. Cuando existen oportunidades laborales, un aumento de solo el 1 % del porcentaje de mujeres que han finalizado la educación secundaria puede incrementar el crecimiento del ingreso per cápita en 0,3 %.
  • En los próximos cinco años, el GBM invertirá USD 2500 millones en proyectos de educación que incluirán a las adolescentes (niñas de entre 12 y 17 años) como beneficiarias directas.
  • Alrededor del 75 % de estas inversiones se realizarán en países de ingreso bajo, principalmente en África al sur del Sahara y Asia meridional, y provendrán de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del GBM para los países más pobres del mundo. 
  • El GBM otorga financiamiento y realiza estudios analíticos en apoyo de las adolescentes sobre temas tales como el retraso del matrimonio infantil, la eliminación de los obstáculos financieros que impiden la asistencia de las niñas a la escuela, la mejora del acceso a los servicios de salud reproductiva, el fortalecimiento de las aptitudes y las oportunidades de empleo de las adolescentes y las jóvenes.
  • En el mencionado análisis se señala que los beneficios económicos de poner fin al matrimonio infantil son altos. Tan solo en Níger, los beneficios que se obtendrían con la reducción de la tasa de fecundidad podrían llegar a los USD 19 000 millones en términos de paridad de poder adquisitivo entre 2014 y 2030. A nivel mundial, esos beneficios serían extraordinariamente altos y los percibirían sobre todo los pobres.
  • El planteamiento holístico y multidimensional del GBM se expone en su nueva estrategia mundial para la igualdad de género.

Ejemplos de resultados obtenidos por el Grupo Banco Mundial en el ámbito de la educación de las adolescentes:

  • En Bangladesh, el primer y el segundo Proyecto de Asistencia para la Enseñanza Secundaria Femenina (1994-2008) ayudó al país a lograr y a superar la paridad de género en ese nivel de educación. La paridad de género en dicho nivel aumentó notablemente, de 0,83 en 1994 a 1,13 en 2008. Las inversiones realizadas incluyeron estipendios para las niñas matriculadas en la enseñanza secundaria (condicionados a la asistencia a la escuela y al rendimiento escolar), baños separados para las niñas y disponibilidad de agua potable salubre en las escuelas.
  • En India, el proyecto a nivel nacional Rashtriya Madhyamik Shiksha Abhiyan, de USD 500  millones y financiado por la AIF, ha ayudado a aumentar la matrícula en la enseñanza secundaria, con el resultado de 4,3 millones más de niñas matriculadas desde 2012-13. Actualmente, la proporción de niñas es mayor que la de niños, y el índice de paridad de género pasó de 0,88 en 2009/10 a 1,01 en 2014/15. Las medidas que se respaldaron en todo el país consistieron en incentivos financieros para las niñas de comunidades desfavorecidas, la instalación de baños separados para las niñas en las escuelas, y la construcción de hostales para niñas provenientes de zonas alejadas. Además, los estados han seguido haciendo innovaciones.
  • En el estado de Kaduna, en Nigeria, las tasas de finalización de la educación secundaria de primer ciclo de las niñas se quintuplicaron, del 7 % en 2007 al 34 % en 2011, período que correspondió con la vigencia del Proyecto para el Sector de la Educación Estatal. El proyecto estuvo dirigido a niñas pertenecientes a comunidades de bajos ingresos de zonas rurales del estado de Kaduna.
  • En Yemen, el Proyecto de Desarrollo de la Educación Secundaria y Acceso de las Niñas ha contribuido a lograr importantes avances en cinco gobernaciones. El índice de paridad de género en la matrícula bruta en la educación secundaria aumentó de 0,43 a 0,63, mientras que la tasa de retención de las niñas en los grados 10 a 12 aumentó del 78 % al 85 %.  
 

Para obtener más información, visite: http://www.worldbank.org/girlseducation

Visítenos en Facebook: http://www.facebook.com/worldbank

Manténgase informado vía Twitter: https://twitter.com/worldbank

#letgirlslearn

 

Contactos:

En la ciudad de Washington: Kavita Watsa, (202) 458-8810, kwatsa@worldbankgroup.org
Patricia da Camara, (202) 473-4019, pdacamara@worldbankgroup.org
Para pedidos de contenido multimedia: Huma Imtiaz, (202) 473-2409, himtiaz@worldbankgroup.org